Puedes sentir tus alas?

20140521-190849-68929345.jpg

Al igual que experimentan las crisálidas, en nuestro camino de desarrollo sentimos momentos de aletargamiento, donde parece que las cosas se han tornado inmóviles, no evolucionamos, está oscuro y quizás nos sintamos solos, algo confusos incluso enfadados con nosotros y con el mundo. Momentos en los que destrozamos nuestras decisiones y actuaciones pasadas y ponemos en duda nuestras capacidades para el presente y el futuro.

Y no nos damos cuenta del gran valor que tienen esos momentos. Forman parte del curso de nuestra metamorfosis que, al igual que a las mariposas, nos lleva al estado de imago, de adulto.

Esos momentos pueden durar a penas minutos, horas o pocos días o servir adicionalmente como fase de reposo esperando a que las condiciones ambientales se tornen más favorables. Son momentos de sabiduría donde lo importante es no dejar de sentir nuestras alas, la pasión de lo que nos mueve, siendo ambiciosos con lo que queremos, respetando nuestras etapas de metamorfosis porque cuanto más oscurece, más cerca estamos del amanecer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s