Del fuego y de la vida

fuego cafeLa habitación estaba en penumbra, sólo un halo de luz en la esquina del fondo, una luz rojiza, restos de lo que parecía haber sido un buen fuego. Olía a brasas de olivo, cenizas voladas. Se distinguían en la sombra los perfiles de dos sillones, en uno estaba ella. Parecía dormida, la respiración relajada, lola en su falda. Sólo su ronroneo rompía el silencio. La mesa puesta, siempre preparada para el café, rosquillas con consejo. Ramilletes de lavanda y romero fresco.

Hacía ya un tiempo que la visitaba, aquel día la necesitaba especialmente, ya no podía más la vida me superaba. Las cosas por casa no iban bien, desencuentros, nada especial, me sentía sola, el síndrome del nido vacío me estaba consumiendo, demasiado espacio, sin saberlo llenar y esos cambios hormonales, me iban a matar. No me encontraba, y lo encontraba todo mal, perdida y sin querer molestar. Vacío. Y en la oficina…mejor no hablar. Sea como fuere había perdido la sonrisa, esa sonrisa que me caracterizaba, a todos encandilaba, si claro que sonreía pero era una sonrisa falsa, protocolaria, sin vida, difuminada. El alma triste, el corazón roto, el andar arrastrado, la mirada oscura, las manos frías… Sin razón aparente, sin motivo, nada de lo que la vida no te prevenga…nada que una ya no sepa…ningún drama al que culpar, eso me enloquecía, no sabía contra qué estrellar mi rabia a quien culpar de mi tristeza. Por primera vez en mi vida no sabía qué era lo siguiente, ahora qué toca? De Juana de Arco a salvar al mundo!, a Cenicienta despojada, sola, triste…

  • Coge una rosquilla y siéntate a mi lado. Tu llamada me dejó preocupada.
  • Pensé que dormías…
  • Sólo estaba allí donde nada pasa. Te parece si espabilamos un poco ese fuego? Parece que se está apagando, no?
  • (Ese fuego, de qué hablamos? De la chimenea, de mi?)
  • Cielo a ese fuego lo alimentaron ramas de olivo milenario, ramas que en su día estuvieron vivas, daban sus frutos, frutos que daban muy buen aceite y finalmente están calentando mi hogar. Sus cenizas serán abono para la lavanda y el romero. Para espabilar el fuego y que no se apague, primero tendremos que separar las brasas que todavía calientan, limpiar las cenizas viejas, poner de base unas buenas piñas secas, después las ramas finas y finalmente uno de los troncos gordos y verás como arde.
  • (Pero qué me está contando!…Y de lo mío cuando hablamos? Quizás ya está muy mayor, quizás ya no atiende, quizás ya no entiende…mmm cómo me gustan estas rosquillas! algún día le tengo que sonsacar la receta…)
  • Qué curioso es el ciclo de la vida, no crees?
  • Curioso? Yo diría cruel.
  • Cuando parece que ya no queda nada, que ya no hay nada más, resulta que nunca se llega hasta que se llega al Final. Y entre tanto van cambiando nuestros propósitos, el orden de nuestros valores, los valores en sí, nuestra mirada. Lo de menos en ese camino, son los cambios físicos, créeme, aunque es a lo que prestamos mayor atención, lo que más nos preocupa cuando en realidad, lo que duele es la estructura del alma. En ese viaje, en esa danza, se acaban unos roles, se presentan otros queriendo ocupar su lugar y a veces, las más, no estamos preparados, no reconocemos a esos nuevos personajes, no los queremos y no los dejamos salir, nos aferramos a las antiguas estructuras, aquellas que conocemos con las que en un momento nos identificamos, sin darnos cuenta de que ya no son suficiente. Sientes crujir tu interior? Es todo eso, se está cocinando. Es una nueva etapa que empieza que, como las anteriores, está llena de cosas por descubrir, por vivir, por disfrutar, una etapa de mayor libertad, madurez, generosidad. Pero primero hay que limpiar las cenizas viejas, despedirse, hacer su duelo, agradecer, dejarlas marchar en paz. A qué te estás aferrando? Qué es lo que no dejas marchar? Qué es eso que no te deja avanzar?
  • Ya no soy madre, ya no soy mujer, ya no tengo una carrera profesional, te parece poco??
  • Y entonces… qué es lo que eres? Acaso perdiste a tus hijos? Perdiste tu sexo? Tu trabajo? Ya no tienes un hogar? O me habla tu ego viejo? Ya no tienes nada que aportar a tus hijos, a tu pareja, a tus compañeros, a la sociedad, a la vida? Te has parado a escuchar que es lo que piden de ti en esta nueva etapa? Ya nada necesitas tú de ellos? Y qué vas a hacer con lo que aprendiste durante todo este tiempo? Y qué vas a dejar de aprender? Qué es lo que no estás aprendiendo?
  • Pero ya no es lo mismo…
  • Claro que no lo es, en realidad, nunca lo es, no te habías fijado? Mira un poco para atrás y dime, cuando fue lo mismo? Y mira para adelante y dime, a qué no le das la bienvenida? Qué es lo que no dejas entrar? Qué te estás negando? Para qué no te das la oportunidad? Qué necesitas para abrir esa puerta? Qué necesita tu fuego? O Te vas a dejar apagar?
  • (Me voy a dejar apagar? Las lágrimas no me dejan hablar… ciertamente…nunca fue igual…)
  • Cielo, añade un tronco más a ese fuego.

Y volvió a ese lugar donde nada pasa y volvió a reinar el ronroneo de lola y eché ese tronco al fuego porque de ninguna manera lo iba a dejar apagar.

13 comentarios en “Del fuego y de la vida”

  1. Antonia,

    Qué preciosidad de relato, lo has escrito para mí,  verdad?

    Como de costumbre,  me ha encantado,  pero esta vez me has hecho llorar. Serán las hormonas…;-)

    Nos vemos el jueves, necesito limpiar algunas cenizas y añadir unos buenos troncos.

    Un beso grande Mónica

    Enviado de Samsung Mobile

    Me gusta

  2. Que bonito y como enseña, orientando para buscar en cada etapa de la vida lo mejor, desde el yo hacia el nosotros. No puede haber crecimiento hacia fuera sin un buen amarre interior. Muy bonito.
    Saludos
    Jesús Mari

    Me gusta

      1. Gracias, yo voy aprendiendo de los que ya lleváis camino en esto y siempre con la vista en ser alumno permanente y a la vez compartir lo que uno sabe.
        Saludos
        Jesús Mari

        Me gusta

  3. Me gusta lo de apartar las cenizas de las brasas, para mi esas cenizas son todas aquellas cosas que te mantienen aferrado inconscientemente a tu zona de comfort, son celulas muertas que necesitan dar paso a nuevas celulas madre generadoras de más celulas vivas………….. un abrazo Antonia.

    Le gusta a 1 persona

  4. Hi my dearest Karina. Translated your post to English. Though the translation was not always good, I get the message and what an inspiration!!! Love and hugs from Joan in South Africa

    Me gusta

    1. Dear Joan, I am very happy you are reading my blog from South Africa! And enjoyed it. Thank you very much and sorry for no writing in English maybe sometime I will do it :o)
      Big hug and thousands of thanks!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s