El enfado no existe

Diapositiva1Cuánto enfado a mi alrededor, yo misma he tenido hoy uno de esos días que cabrean y mucho, ha saltado una fase y no me funciona el lavavajillas, ni la nevera, ni la secadora, supongo que tampoco la lavadora… Se ha desplomado la lámpara de la cocina, no hay conexión a internet… y por si fuera poco… he perdido las gafas… casi no veo, llevo unas viejas…

Mi casa está que parece que la ventolera haya sido adentro además de afuera y sentada en mitad de ese caos, me he dado cuenta de que así es como estaba yo por dentro, desordenada, caótica, borrosa, enfadada, en realidad cansada, muy probablemente desconectada. Y me he venido para mi rincón, sabiendo que cuando vuelva seguirá todo allí, no creo que aparezca la familia de Ratatouille a poner orden, aunque por si fuera así he dejado la ventana entreabierta, si espero encontrar las gafas y sobre todo espero que al ordenarme por dentro, el poner orden en todo eso sea cosa de coser y cantar, tan sólo algunas cosas más que hacer, una oportunidad para poner más presencia en mi hogar, calmada el alma, ordenada la casa.

En momentos así…necesito irme, irme adentro, en momentos así sé que quien no funciona soy yo, si ya, la secadora tampoco, pero eso no tendría más impacto que secar las sábanas en los radiadores, la que no anda fina soy yo, la que tiene las manos de barro, el pensamiento borroso, los ojos cruzados, la piel rasposa, la sonrisa seca, el aliento pesado, el latir lento…soy yo. El entorno es sólo mi espejo que me habla desde el cuidado, “para, para, viaja” Incienso, música, luz apagada, todavía la respiración alterada, la mente se resiste, no se calla, sigue cabreada. Poco a poco, muy lento, voy hacia adentro, primero hay algo oscuro, viscoso, espeso, no me deja pasar, me espero y de repente un aire helado, lluvia, lágrimas, humedad, agua atascada y subo en un barquito de papel, de papel de periódico y tengo miedo, navego por aguas bravas y todo alrededor sigue oscuro, el agua me salpica a la cara, es muy salada. Puedo ver algo escrito en el papel que resalta: “Quédate contigo”...Un calor acaricia mi cara, no noto el peso de mi cuerpo, me siento ligera, liviana, me elevo, floto, huele a jabón de marsella, a polvos talco…respirando distancia, bebiendo calma… Poco a poco, muy lento voy abriendo los ojos…Manos hábiles, pensamiento nítido, ojos brillantes, piel suave, sonrisa tierna, aliento fresco, latir ligero… y veo un ratoncillo que pasa por delante de mi corriendo…

El enfado no existe, es sólo el síntoma, no el diagnóstico, al igual que la fiebre, al igual que un mareo… Si viajas hacia adentro verás que detrás del enfado se esconde cansancio (viscoso y espeso), soledad (aire helado), tristeza (lágrimas), decepción (agua atascada), angustia (aguas bravas), frustración (agua salada), miedo (oscuridad)… Nos es más fácil el enfado, dejar las causas fuera, despotricar, chillar, arañar, pegar, que navegar hacia adentro y… sin embargo si tienes la valentía de quedarte contigo, de ver qué es lo que hace qué, si tienes la valentía de entender… todo se aclara, se calma, se manifiesta y desde la verdad de lo que sientes podrás actuar hacia la verdad de lo que necesitas, sin enfado, con ternura, con amor.

Feliz viaje, te presto mi barquito de papel.

 

12 pensamientos en “El enfado no existe”

  1. Que verdad, parar un poquito, templar y pensar para que esta mala onda, que creo dicen los latinos. Es inevitable en nuestra condición de ser humanos pero también el volver, el perdonar o el preguntar y todo esto es bueno para mi o no.
    Buena herramienta seguro el barco de papel. Otro aprendizaje que nos dejas.
    Gracias
    Jesús Mari

    Me gusta

  2. Aqui viene a proposito el efecto pigmalión sobre uno mismo del amigo cepeda (chema) que resalta las ideas, reflexiones y dosis de inspiración para conocerte a ti mismo…. cuanto más expectativas generes sobre tu capacidad más probabilidades de cumplirlas tendrás…. siempre cree en tu posibilidades y conocerlas es explorarlas… un amigable saludo Antonia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s