Embrujo para la noche de San Juan

thumb-2Ya hace días que los petardos nos lo están anunciando y por fin hoy ya es la tan esperada noche de San Juan, una noche mágica, una noche embrujada. Celebrada en numerosos rincones del mundo, unos días antes o unos días después, todos alrededor de las hogueras, alargando el dia, acortando la noche.

Recuerdos de mi infancia cuando en cada barrio, en cada esquina se amontonaban los muebles viejos, todo lo que pilláramos con potencial de arder, los más mayores apilando, los más pequeños animando; los nervios en el momento de encender la hoguera, a ver qué llamas llegaban a las estrellas. El olor a la madera quemada, los gritos, los cantos, los petardos. Saltando por encima de los fuegos, bombeando la sangre, liberando lo más salvaje, fusionándose en el arder del fuego, el arder del corazón. Años más tarde, hogueras en la playa, al olor a madera quemada se unía la brisa del mar, peculiar maridaje, habaneras de fondo, un traguito de ron, caída de ojos…arder del corazón.

Diferentes noches, diferentes celebraciones, todas llenas de magia, embrujo, misterio. El que provoca la fuerza del fuego.

Ayer noche delante de mi té, mientras venían a mi memoria los recuerdos de esas noches de San Juan, me propuse que esta noche voy a hacer algo mágico también, algo en lo que os propongo me acompañéis. He escrito una carta-lista con aquellas cosas que hasta esta noche me han acompañado pero que ya no necesito, agradeciéndoles su compañía, su apoyo y soporte durante estos años, pidiéndoles mi libertad, solicitando mi mayoría de edad, desde el amor les digo que ya no las necesito más, desde el amor me despido y solicito dejen espacio, espacio para esas otras cosas que hoy necesito y que no podían llegar o llegando no se podían quedar. A estas otras cosas les doy las gracias por la paciencia en la espera, por la insistencia en llegar, por jamás abandonar, por su resiliencia, por su voluntad, por su amor, por su querer estar. A estas cosas les digo que ya en mi estancia hay cabida, que ya limpia la casa, les espera su lugar, que ya serán bien recibidas, que ya es su momento, que ya tienen su lugar. Y hoy, cuando las llamas estén altas, cuando el arder del fuego se confunda con el del corazón, en un acto simbólico, en un acto mágico voy a quemar la carta. Y en ese momento se fusionarán todas las noches de San Juan de mi vida y todas las que estén por llegar, en ese momento la emoción será sólo una, la que provoca el arder del fuego, la que provoca el arder del corazón, la que te lleva lo lejos que tu quieras recorrer.

Feliz noche de embrujo, feliz noche de San Juan, feliç nit de Sant Joan!

“Levántate, ponte en pie y levanta las manos,
bienvenido a la otra tierra de los soñadores,
hermanos, hermanas, otros,
sí, estamos que nos salimos.”
(Gavin DeGraw-Fire)

Photo credit:Europapress

6 pensamientos en “Embrujo para la noche de San Juan”

  1. Día de quemar lo malo del año y abiertos a lo nuevo, lo renovado con ánimo y fuerzas para disfrutar de lo bueno, superar lo malo y como ya escribiste sabiendo que “esto también pasar”.
    Un saludo y haré esa carta

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s