Revisando el equipaje

imageY casi sin darme cuenta, estoy ya consumiendo los últimos pedacitos de libertad a los que me invitó la vida para estos días. Aunque el tiempo es relativo, lo cierto es que en nuestro sistema de medición corre, a veces demasiado rápido!
file271302365586Salí Ligera de equipaje y siento que es momento de volver a revisar mi maleta. Quiero saber de cuántos pedacitos de libertad todavía dispongo, quiero saber con qué he llenado los huecos disponibles, comprobar que mi maleta sigue siendo liviana, que no se coló nada que no quisiera.
Veo una primera caja, es enorme, de color verde brillante, intenso, verde esperanza. Es tan grande que no la abarco con mis brazos, subo a un taburete para poder quitar la tapa, la curiosidad me corroe! Son las caricias de las gracias! Bellas, suaves, dulces, reconfortantes y energizantes. Es cierto, en este viaje he recibido y dado muchas gracias. Me ha impresionado como aquí las personas se dan las gracias por las cosas mas cotidianas, por detalles que en mi territorio pasarían mas que desapercibidos, inexistentes y, que sin embargo nos facilitan y alegran tanto la vida. Cosas nimias, como dejarse paso, aguantar una puerta, ayudarte con una maleta, aconsejarte sobre un plato, indicarte una calle… Mil cosas cotidianas, siempre las acompañan con las gracias. Y qué gracias! No son unas gracias cualquiera, no. Es un mirarse a los ojos, es un sentir que algo nos conecta, esbozar una sonrisa e inclinar la cabeza, en respeto a la gratitud hacia eso que nos conecta y que impulsa a la generosidad de la ayuda. Es un gesto de gratitud hacia todo lo que nos rodea y es tan potente que me las he querido traer todas! Para no olvidarme de la importancia de dar esas gracias sinceras, de la importancia de reconocer ese hilo que nos une, que nos hace uno. De nuevo pongo la tapa y añado una etiqueta de frágil, este material es sensible al clima de donde vivo, todo cuidado de conservación será poco.
Otra caja llama mi atención, ésta es redondeada, cabe en la palma de mi mano, no sabría decir de qué color es, conforme la voy girando buscando la apertura, va variando. Siento en las yemas de mis dedos como un suave latir, como si esa esfera contuviera algo vivo. No sólo cambia su color conforme le doy vueltas, también su textura y diría su temperatura. Ahora fresca, ahora caliente, húmeda, arenosa, resbaladiza, viscosa, adherente! Me estoy volviendo loca! Qué puñetas es esto y cuando lo puse aquí adentro? No encuentro la apertura, no sé qué es y sin embargo es tal la atracción, que no la puedo soltar de mis manos. Cierro los ojos y trato de recordar… Veo aquella mariposa en medio de la polución de la ciudad, los pequeños jardines recuperando su espacio en el asfalto, la luna llena intentando brillar entre el entramado de rascacielos y autovías. Veo a la naturaleza siempre presente a pesar nuestro y, cuando reconozco esa esfera, siento como se me expande el pecho, siento como mi respiración se hace mucho más profunda y empiezo a recordar la inmensidad de aquellas montañas, la profundidad de las lagunas, el brillo y esplendor de la Vía Láctea, la fuerza de los rayos capaces de iluminar toda la oscuridad de la noche, el silencio que hay en la profundidad del mar, grandes extensiones de vegetación perfectamente peinadas al antojo del viento…Recuerdo que si quieres, puedes mimetizarte con la naturaleza, sentir su fuerza y su latido, sentir la energía primigenia. Que si haces el muerto en el mar, si te dejas llevar, empiezas a girar al ritmo de la tierra. Que si permaneces quieto en mitad de un banco de peces, acaban acercándose como hacen los caballos, incluso alguno más curioso, es capaz de mirarte a los ojos. Que si permaneces en silencio en medio de la Laguna Grande, puedes acabar sintiendo como formas parte de esa Naturaleza. Esta cajita también va para adentro y también con la etiqueta de frágil, es pequeña, pero guarda toda su fuerza adentro, para que no se me olvide que es en la conexión con la naturaleza donde yo me conecto, donde yo me encuentro, donde me repongo, donde pierdo todos los miedos.
Un poquito más allá, veo un reloj de arena, es muy sencillo, nada de lujos. Lo cojo y lo giro, la arena pasa demasiado rápido de un lugar a otro. Qué tipo de broma es esta? Lo giro de nuevo y antes de acabar de hacerlo, la arena ya ha pasado y así una y otra vez, no me gusta, creo que no voy a llevarme esto. A punto de tirarlo recuerdo aquella frase: ” El ego vacila entre el miedo al futuro y los lamentos del pasado” y recuerdo que el único instante que existe es el presente y que es el presente el único capaz de ralentizar el tiempo y dejarnos saborear los momentos de la vida. Se queda en la maleta!
Justo al lado, una pluma de pavo real y no porque aquí los haya visto, sino porque me recuerda el orgullo de aquellas miradas, el orgullo y la dignidad de sentir la contribución de un trabajo bien hecho, no importa “el nivel”, importa el sentido con que se hace, el saberse parte de, ese sentimiento que nos hace levantar la barbilla y mirar de frente.
Echo un último vistazo rápido y compruebo que hay mucho mas de amor, generosidad, confianza y comprensión de lo que me llevé, porque solo se tiene lo que se da!! Veo un sobre de color rojo escarlata, de color rojo pasión y allí están las sonrisas de los míos, vuestros mensajes de estos días, fotos de todos esos momentos, algunas añoranzas, algunos mensajes en blanco, otros sin respuesta….ya llegarán, no hay prisa! Veo que me quedan algunas cajitas de aventuras sin abrir y pedacitos de libertad todavía por usar.
Todavía me quedan unos días! Días que si vivo desde el presente, me dan para una eternidad de emociones. Emociones vividas que me van a acompañar en mi maleta allí a donde vaya, allí donde esté.
Te veo pronto, un abrazo inmenso!

2 comentarios en “Revisando el equipaje”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s