El amor está en crisis?

heart-268151_1920No nos han enseñado qué hacer con él, no sabemos sus instrucciones de disfrute, ni tan siquiera tenemos claro que tengamos que disfrutarlo, no tenemos claro el lugar que le corresponde en nuestras vidas, sólo la “inconsciencia” adolescente lo pasa por delante y a veces, o muchas veces, es sólo algo que se hace.

El amor está en crisis?

En algunas culturas, como la Nipona ya se reconoce la crisis del amor y lo que llaman la cultura del celibato. Aunque la soledad no es un fenómeno exclusivo de Japón. Según la firma de estudios de marketing  Euromonitor International, el número de hogares unipersonales en el mundo creció de 153 millones en 1996 a 277 millones en 2011.

Los motivos de la llamada crisis del amor son muchos y variados, a mi se me antoja uno principal y es que nos han enseñado que el amor es algo secundario, lo primero es el desarrollo educativo y profesional, prepararse para ganarse económicamente la vida, para ser alguien. Crecemos con la enseñanza de vivir en un sistema sumamente competitivo, en el que las cosas son complicadas y para el que hay que prepararse si queremos subsistir dignamente. Y a eso se nos enfoca, a eso nos enfocamos. Y no sólo eso, hay una especie de sentido del ridículo en eso de amar, como si sólo correspondiera a una edad, exclusivo de un momento. E incluso en ese momento nos empeñamos en vincularlo a un fin ajeno al propio amor, la procreación. Con la edad nos olvidamos de él, en el mejor de los casos, recordamos la sombra de lo que fue.

Y con este panorama Cómo no vamos a ser una sociedad triste en tonos de gris? Cómo no va a ser que de cada vez más necesitemos de impactos externos que nos motiven a seguir? De excitantes artificiales, motores mecánicos, chutes de felicidad empaquetados en celofán, a los que ahora, además, con motivo de las limitaciones económicas, se nos hace difícil acceder.

Yo desde aquí reivindico la cultura del amor, reivindico su lugar, reivindico su papel protagonista en nuestras vidas, somos amor, somos esencia, no somos otra cosa. Desde aquí reivindico la desnudez del amor, reivindico su versión original, lo que nos hizo evolucionar. Desde aquí reivindico y nos animo a amar.

Empecemos por nosotros, desprendámonos de las capas, de las protecciones, de los miedos, de los no me lo merezco. Empecemos por amarnos a nosotros mismos, por querernos, aceptarnos. Son pocas las personas que pueden estar a solas consigo mismas, las que disfrutan de su propia compañía, las que se miman desde lo emocional, las que se miran al espejo, se sonríen y se lanzan besos, las que bailan a solas alocadamente, las que se organizan su propio festín. Claro que no somos perfectos, somos deliciosamente imperfectos, somos dignos de amor, porque en esencia somos amor. Cualquier otra cosa es sólo producto de esquemas artificiales, nada tiene que ver con nuestra naturaleza y si no, Cómo es que en vidas pasadas pudimos existir sin ellas?

Y una vez uno consigue amarse, una vez uno se respeta y se reconoce, se produce el milagro, para mi el más grande, el amor entre dos, el verdadero, el de la autenticidad, el que nos hace explotar, ese que dicen que mueve montañas, ese en el que nos podemos entregar como somos, sin necesidad de cubrir estereotipos, desempeñar roles, ni tan siquiera cubrir expectativas porque la expectativa somos nosotros, siendo lo que somos, siendo como somos, entregando lo que somos. Ese que nace desde la certeza de ofrecer nuestra esencia. Ese que nos despierta en la noche con una sonrisa, ese que se siente en todas y cada una de las células del cuerpo, ni en el estómago, ni en el corazón, ni en la piel. En todos los rincones, nos impregna y nos envuelve, lo bebemos y lo emanamos. Ese que es nuestra más absoluta expresión. Ese que podemos ofrecer y sentir sólo cuando previamente nos lo hemos ofrecido y sentido.

Y una vez uno consigue amarse, se respeta y se reconoce, se produce otro milagro de los grandes. La aceptación de los demás, su integración, sin juicios, sin imposiciones, de tu a tu. Respetando las peculiaridades, siendo curioso de ellas, aprendiendo de ellas, completándonos con ellas, evolucionando, haciéndonos cada vez más ricos, más grandes.

El Amor no está en crisis, los que estamos en crisis somos nosotros y desde esa nuestra crisis lo hemos desterrado, lo hemos enterrado debajo de cientos, de miles de otras necesidades que hemos aceptado como tales. Hemos renunciado al Amor como tal, hemos dejado de escucharlo, lo hemos catalogado de pamplinas, desconfiamos ya de que exista, acallamos al corazón, dejamos de buscarlo. Y por la falta de práctica, por su práctica artificial, nos achicamos ante la vulnerabilidad, ante el rechazo, ante la exposición, ante el dolor que nos pueda ocasionar y nos convencemos de que podemos vivir sin él o de que eso es para los demás. Por “x” o por “y” renunciamos a nuestra esencia.

Me niego!! Y, desde aquí, reivindico la cultura del Amor y prometo honrarla, cuidarla y respetarla hasta el último día de mi vida.

Empezamos por lo de amarnos a nosotros mismos? Os dejo con Hailee Steinfeld “Love myself”

Un abrazo enorme!!

Photo credit: pixabay heart

14 pensamientos en “El amor está en crisis?”

  1. Gracias Antonia, no está mal el recordarnos que por nosotros debe empezar la casa del amor y luego ya vendrán los otros amores. Añadiría que dentro de ese amor nos regalemos mimos( una ropa que nos gusta, detalles, pequeños premios, sonrisas, caricias, un peinado nuevo, un helado un vino o cervecita fría,etc) a nosotros y a quien nos rodea,. Compartir siempre es bueno se aprende y se crece.

    No es fácil, consejos vendo que para mi no tengo, pero hay que intentarlo de a poco para ir a más
    Un saludo

    Jesús Mari

    Le gusta a 1 persona

  2. Reblogueó esto en 3DcubICy comentado:
    Eso es Empecemos por nosotros, desprendámonos de las capas, de las protecciones, de los miedos, de los no me lo merezco. Empecemos por amarnos a nosotros mismos, por querernos, aceptarnos. Gracias.

    Me gusta

  3. Hola guapa! Al igual que TU. Me niego rotundamente!!! ” Recorreré con gratitud el camino del amor. Pues, la gratitud no es sino un aspecto del Amor, que es la fuente de toda la creación.”

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s