Silencio…cobarde

silencio cobarde-852331-oMe encanta el silencio, ese silencio que llega donde no alcanzan las palabras, donde sobran las palabras, ese silencio que surge del alma, del corazón, del amor, la esencia, de la conexión. Ese silencio que surge de las emociones más auténticas. Ese silencio que nos acompaña en los momentos intensos.

Cuando se ama y llega ese momento en que ya sobran las palabras, en que se puede estar a su lado en ese silencio que envuelve, que acompaña, que deja espacio para sentir la intensidad de la emoción, cuando fluye el amor, cuando no necesita adornos, cuando la mirada silenciosa expresa la apertura del alma. Me encanta!

Cuando acompañamos en la tristeza a alguien querido y tampoco son necesarias las palabras porque no hay palabras de consuelo y en silencio le abrazas, en silencio le dices estoy aquí contigo para lo que haga falta. Me encanta!

Cuando acompañamos en la alegría a alguien querido por la consecución de un reto, una meta, porque se siente satisfecho y el amor hace que se nos caiga la baba de orgullo, de nuestra propia satisfacción por el éxito del otro, cuando el sentimiento de orgullo nos desborda y deja corta a las palabras y entonces le abrazas y saltas y confieso que yo lo acompaño de un ahahaiiiiii!!!. Me encanta!

Acompañar al otro en su silencio, cuando lo que necesita es reflexión, sin pretender llenar su silencio con nuestras palabras, nuestras reflexiones, nuestras preocupaciones, dejando el espacio a las suyas propias, solo acompañando. Me encanta!

Nuestro propio silencio, cuando estamos ante una decisión difícil o un momento complicado, cuando somos capaces de acallar nuestra mente y centrarnos en el sentimiento, en la intuición, en el ritmo del latido, cuando a través del silencio más profundo indagamos en lo que sentimos en lo que necesitamos. Me encanta!

Hay emociones, sentimientos que sólo el silencio puede expresar, que se estropean cuando nos empeñamos en acompañarlos de palabras, créeme, no hacen falta! No rompas ese silencio, ese silencio reconforta a quien lo recibe, reconforta a quien lo da. Y….sin embargo…cuanto nos cuesta acallar las palabras.

“El camino a todas las cosas grandes pasa por el silencio” – Friedrich Nietzsche
 
“No hables a menos que puedas mejorar el silencio” – Borges 
 
Hay otro silencio que no soporto y ya lo siento, pero sí hay cosas que me enervan! Y una de ellas es el silencio cobarde, ese que se utiliza cuando lo que son necesarias son las palabras, ese que se utiliza para cubrir la cobardía ante una situación, ese con el que se intenta cubrir con un tupido velo, a ver si así se pasa, se evapora, desaparece, se olvida, se desvanece… No lo soporto!

Ese silencio que impide cerrar, ese silencio que nos deja suspendidos en el limbo, nos confunde, nos agota, nos hunde. Ese silencio que da paso a la interpretación, a las interpretaciones, porque deja tanto espacio…que todo cabe. No lo soporto! Me parece de cobardes!

Y lo siento si suena a juicio y respeto que cada uno hace lo que puede, pero…seguro que no podemos más? Ese silencio lleva implícito una nota de desprecio, Seguro qué es eso lo que queremos transmitir? Es desprecio lo que sentimos? Ese silencio está lleno de ruidos, ruidos contaminantes, Seguro qué es eso lo que pretendemos? Contaminar, ser tóxicos? Ese silencio deja desvalido a quien lo recibe, Seguro qué es eso lo que queremos para el otro? Machacar? Ese silencio es alimento para la distancia, para el problema, siempre los agranda, jamás un problema desaparece ante el silencio, muy al contrario, lo multiplica exponencialmente, Seguro que es esa nuestra intención? Empeorar la situación? Si las respuestas son sí, me quedo corta con lo de cobarde. Si las respuestas son no, cabe reflexionar sobre cómo cambiar, cómo llenar con palabras, como mantener esa conversación difícil, no te parece? Y si lo que piensas es que hablando será peor… recuerda qué es lo que estás transmitiendo con tu silencio: Cobardía, desprecio, toxicidad, desvalía, agresividad… Tú decides!

“A veces el silencio es la peor mentira” – Miguel de Unamuno
 
Un abrazo enorme a quienes mantienen el silencio sincero, a quienes afrontan las conversaciones difíciles, a quienes se acercan a su mejor versión!

Os dejo con Simon & Garfunkel, the sound of silence:

“..la gente charlaba sin hablar, 
la gente oía sin escuchar, 
la gente escribía canciones 
que ninguna voz compartiría. 
Nadie se atrevía… 
a romper el sonido del silencio”

 

Photo credit: Fallen from the sky

16 pensamientos en “Silencio…cobarde”

  1. Me ha gustado mucho, Antonia. Hay un silencio muy cobarde, tienes razón. El silencio puede ser un gran desprecio, cierto. Y lo peor es el silencio que nunca entiendes porque jamás fue explicado. Pero quizás el silencio ya se explique por sí solo y seamos nosotros incapaces de entender. Yo lo practico cuando ya no tengo nada más que decir y no dejo opción a la pregunta. Pero a estas alturas ya sabemos que cada uno es de su padre y de su madre. Así que ante según que silencios tóxicos solo queda respirar hondo. Saludos!!!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Reblogueó esto en y comentado:
    Y lo siento si suena a juicio y respeto que cada uno hace lo que puede, pero…seguro que no podemos más? Ese silencio lleva implícito una nota de desprecio, Seguro qué es eso lo que queremos transmitir? Es desprecio lo que sentimos? Ese silencio está lleno de ruidos, ruidos contaminantes, Seguro qué es eso lo que pretendemos? Contaminar, ser tóxicos? Ese silencio deja desvalido a quien lo recibe, Seguro qué es eso lo que queremos para el otro? Machacar? Ese silencio es alimento para la distancia, para el problema, siempre los agranda, jamás un problema desaparece ante el silencio, muy al contrario, lo multiplica exponencialmente, Seguro que es esa nuestra intención? Empeorar la situación? Si las respuestas son sí, me quedo corta con lo de cobarde.

    Me gusta

  3. Hola Antonia!. El arte de saber callar y/o hablar en el momento adecuado es tan difícil como pretender que una persona tímida por naturaleza, se suelte. ¿Quién no ha hablado de más o de menos alguna vez?. Es interesante tu reflexión porque vale la pena aprender la sabiduría del silencio y de la palabra oportuna. Gracias por compartir.

    Me gusta

    1. Hola Carmen!! Mil gracias por pasarte por aquí. No puedo estar mas de acuerdo contigo, el arte de la palabra es de lo mas difícil, diría indominable!! Nunca diría de una persona tímida que ejerce un silencio cobarde como el que describo en el blog. Pero si la animaría a legitimar su voz y su silencio. Un abrazo enorme!!

      Me gusta

  4. Totalmente de acuerdo contigo en que hay silencios que son más dolorosos, que se sirven de pensar que con el tiempo se te va a olvidar, que callar es lo mejor, más que excusas para no dar la cara y hacer frente a tus propios errores, en fin. Totalmente de acuerdo contigo también en la gran belleza de un silencio en ciertos momentos cuando la conexión con la otra persona es tan especial y única que no hacen falta palabras y que incluso con una mirada sabes lo que piensa, Gracias por tu gran reflexión. Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s