Celos…tengo celos

b2landanimals0027Agárrense los cinturones!!! Llegan los celos, llega El huracán por excelencia, con más ímpetu que el mismísimo Katrina como el dios del fuego, el viento y las tormentas de la mitología Maya y….llega para arrasar!!!

No se me ocurre nada más nocivo para una relación que los tan conocidos celos, nada más corrosivo, infundamentado e irracional que los celos. Un eclipse total de la razón como dijera Joan Manuel Serrat en la famosa canción.

“…Antonia, sentí como se me nublaba la vista, el estomago se me giraba, se retorcía, provocando un dolor intenso, agudo, insoportable, un pellizco que me impedía la respiración. La cabeza me daba vueltas, en ese momento entendí en qué se basaron para diseñar los movimientos de cabeza de la niña del exorcista. Jamás había sentido algo igual, los pensamientos que navegaban por mi cabeza eran irracionales, no tengo ni idea de dónde salían, lo único que veía con claridad, cuando apareció aquel mensaje, era esa sensación de amenaza, de peligro, de inestabilidad. Me entraron ganas de salir corriendo de decirle a Jorge que ahí se quedaba, que conmigo no se juega, que se fuera a buscarla, que se quedara con ella…” Pero …qué ponía el mensaje? Crees que hay algo de lo que debas preocuparte? “…le preguntaba por el examen.. Nada más, pero me pillé armando Troya… Enajenada, loca, fuera de mi, descontrolada, tomada, poseída por no sé muy bien qué…”

Como en toda emoción existe una parte positiva en los celos, primos hermanos de la https://mayeutika.es/2015/02/08/bendita-envidia/, nos ponen de manifiesto lo que queremos. Sea poner en valor una relación de amistad, sea la necesidad del amor fraternal, sea la necesidad de llegar a algún lugar. Cuando sentimos ese punto de envidia sana suele ir acompañada un puntito de celos por el reconocimiento del otro, porque nos invade una especie de sentimiento extraño de que se aprecia más a quien no es uno mismo. En castellano llano, se sienten celos… Si al ser conscientes de esa emoción nos fijamos en el otro, en nosotros, en el por qué de esos celos, se nos presenta una gran oportunidad de aprender, aprender de aquel por quien hemos sentido los celos, dígase admiración, oportunidad de aprender de nosotros mismos, Qué es eso que yo necesito y se me pone de manifiesto? Cómo puedo hacer para desarrollarlo? Sin llegar a ser copia de nadie porque todos somos únicos, se nos presenta una oportunidad de lujo para seguir avanzando en nuestro camino hacia la mejor versión, en lugar de quedarse en aquello de “…a menganito se le quiere más…” En lugar de minar nuestra propia autoestima con aquello de “…menganito es mejor…” preguntémonos para qué es importante para mi y cómo lo puedo conseguir. Si no fuera importante no aparecería esa emoción. Pues actuemos a la altura de esa importancia, como nunca se actuó.

En una relación de pareja el sentir celos es sano en cuanto a poner en valor ese sentimiento de amor, poner en valor lo importante que esa persona pueda ser para el otro. Se tendría que ser de hielo para no sentir celos cuando alguien se acerca a tu pareja y nada tiene que ver eso con una falta de confianza, de autoestima o seguridad. Eso es amor, cuidado de lo que se ama, alerta que nos pone de manifiesto la dimensión de ese amor. Es el momento de tener ese sentimiento que se nos presenta la oportunidad de expresar ese amor de otra manera, de darle la vuelta, de entender cuan importante es para nosotros esa persona y, cambiando el sentido de esa emoción, dedicarle un beso como nunca se besó.

Desatar sin más el sentimiento de los celos es como dejar un caballo desbocado sin sentido ni dirección. Y ya sé que quien los sufre me dirá que es imposible dominarlos, que el sentimiento adquiere tal dimensión de realidad, que quienes dominan son ellos. Y yo me pregunto por qué dejar a la voluntad de un sentimiento desbocado algo que tan importante es para nosotros? Tomando las riendas de esa fuerza no os parece que llegaríamos más lejos?

“Si los celos son señales de amor, es como la calentura en la persona enferma, que el tenerla es señal de vida, pero vida enferma y mal dispuesta” (Cervantes)

Os dejo con “Así en la guerra como en los celos” de Joan Manuel Serrat

“Un azote en el alma que te empuja a correr.
Un eclipse total de la razón.
Una venda en los ojos que no te deja ver.
Una mortaja negra en el corazón.”

Mil besos!

Photo credit: everystockphoto- horse

4 pensamientos en “Celos…tengo celos”

  1. Ay los celos!!!!! Qué sentimiento más potente, qué fuerza tiene, qué dolor de barriga que provoca… Lo importante (para mi) es saber que quién tiene celos (que a veces es difícil de dominar) es quién tiene el “problema” y no es el otro… Y eso enlaza con lo que dices querida amiga!!! que tenemos que trabajarnos, aprender, aceptar,… Pero te aseguro que es una expresión de un amor inmenso!!! Te lo aseguro!!
    Un besazo de los gordos y los sonoros ;·)

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s