A mi niña…18 años!

IMG_3333Mi querida niña… cómo pasa el tiempo!! Y sin quererlo ya llegas a los 18…mayoría de edad!
Tengo que decirte tantas cosas mi niña, que no sé por dónde empezar… te quiero tanto!!
Pienso en estos 18 años atrás y siento como si no hubieran pasado como si fuera ayer que, llevándote en mi, te hablaba y te decía “hija mía coge lo mejor de cada uno de esta familia”; cuando tus patadas hacían que me levantara y caminar para que te calmaras, cuando al romper aguas supe que anunciabas tu llegada, un algo complicada porque aunque mirabas hacia el exterior, ya curiosa de lo que allí pasaba, te negabas a pasar por aquel lugar … querías salir por la puerta grande, sin estrecheces, sin arrugas, sonrosada.
Recuerdo tu primer baño en la playa con apenas tres meses, cómo te gustaba! cómo pataleabas en el agua! Recuerdo tu primera sonrisa y cómo iluminó la mía, tu primer mamá… todavía me resuena por ahí adentro. Como antes de los siete meses ya hacías carreras de gateo por los pasillos, tu guerra abierta contra la papilla de frutas, tus noches despierta, tu tirarte de la cuna, tus “Mama t´ estimo tot lo que puc”
Ibas creciendo y vivimos tus primeras otras cosas, tus subidas y tus bajadas, tus dudas, tus pasiones, el amor, el desamor, el encontrar a tu persona, el que vayas encontrando tu lugar.
Y no importa el qué ni las tormentas que haya habido entre nosotras porque siempre, siempre, hemos acudido la una a la otra, lo que más me llena de orgullo es que yo he podido acudir a ti y tu también me has recogido, que sabemos que pase lo que pase siempre estaremos cerca.
Te llamas Carmen como tu abuela materna a quien no pudiste conocer, pero sé que te vela, sé que también llevas una pizquita de ella, lo veo en tu corazón.
Mi niña ya 18, pero solo 18, toda una vida por delante, todo un desarrollarte, todo un encontrarte.
Y ya mirando hacia ese futuro se me antoja decirte que por encima de todas las cosas seas auténtica, que busques tu única raíz, tu esencia, que confíes en ti, en tus posibilidades, que si no te sale bien a la primera, será a la siguiente o a la otra, pero no desistas de aquello que te apasione, de lo que te hace sentir llena, feliz, que nunca escuches a quien te diga que eso no es para ti o que es imposible o difícil o de locos…porque la locura es no ser lo que uno es, no intentar lo que uno quiere. Porque el fracaso es no intentarlo, no tener errores, no aprender, pasar por la vida de puntillas.
Que no temas caer porque te sabrás levantar y cada vez más rápido hasta que te reirás de tus caídas y apreciarás lo bueno de caerse.
Que cuando la vida te niegue, no desistas, no te lamentes, te guarda mejores cosas, sólo tienes que mantenerte atenta para no perdértelas.
Que no te conformes con lo suficiente, que vayas por aquello que te haga sentir viva que no es cierto que existen límites, ni lo que está bien ni mal a los ojos de los demás, que no hay correctos ni incorrectos que eso se lo inventó un cobarde.
Amate mi niña, que amarse no es de egoístas, que sólo amándote a ti misma podrás dar lo mejor de ti a los demás y sin intercambios, ni mercadeos, sólo porque a ti te sale, porque tu quieres, porque lo vales.
No emitas juicios sobre ti ni sobre los demás, cada uno es lo mejor que puede siempre y cada uno evoluciona en la medida de lo que puede, mírate y mira a los demás como personas en desarrollo que somos, ten presente siempre que sólo eres dueña de tu propia evolución que los demás avanzarán o no sólo si pueden y quieren, que no puedes obligar a nadie, si a ti.
Mira siempre para adentro, revisa tu corazón, escúchalo y déjate llevar por él cuando no sepas qué hacer, aunque parezca un sin sentido siempre lleva la razón.
Y mírate cada mañana en el espejo y dite lo guapa que eres y lo preciosa que estás, saluda al día con los brazos abiertos, despídelo con un guiño a la luna y vívelos y saboréalos como si de tu plato preferido se tratara y no dejes para el final lo que más te gusta, por si no llegaras a tiempo al final.
Y unas últimas palabras para los miedos, te voy a decir un secreto y es que hay algo que los espanta, hace que se evaporen, se consuman, se aparten, desaparezcan y es mirarlos de cara, andar hacia ellos, hablarles y sobre todo… retarles.
Podría escribirte muchas cosas, pero seguro que tendremos ocasión de compartir los momentos que las requirieran y ahí estaré para cuando tú vengas… sobre todo eso tenlo siempre en cuenta.

Te dejo esta canción “Tan poquita cosa” de Pasión Vega:

Tan poquita cosa, eras tan poquita cosa,
que te cogí entre mis manos
como el que coge una rosa.
Tan poquita cosa, siendo tu tan poca cosa,
llenaste mi vida entera
igual que las mariposas llenan las primaveras
.

Mil besos mi niña!

De tu madre.

14 pensamientos en “A mi niña…18 años!”

  1. Toma ya!!,, Antoñita eso lo escribe tu corazón,, un besito muy muy grande Carme y muchas felicidades por tus 18 primaveras ,,, y a ti Antonia solo te pudo decir que eres la dueña del soniquete no gitano, te quiero mucho.

    Me gusta

  2. … Y si te digo que han brotado lagrimas de mis ojos … Cuanto cariño, sentimiento, dulzura, ternura … Muchas FELICIDADES a las 2 !!! A por los siguientes 18’s 😃 !!! Un fuerte abrazo !🙏🏻😘

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s