Gotas de limón


“Cuando el pescado es fresco, no necesita limón. Cuando una relación es buena, no necesita espacios” (un amigo)

Creo que no me equivoco si afirmo que como seres que somos en evolución, necesitamos desarrollarnos en diferentes ámbitos de nuestra vida y necesitamos espacio para ello a fin de evolucionar de una manera equilibrada en nuestro desarrollo del Ser. Siempre sentí que disponer de esos espacios era como disponer de  libertad, de autonomía y luché mucho por ellos.
Hace unos días comentábamos, en un grupo de amigos, sobre este tema y la dificultad real de ocuparnos de todos esos aspectos incluido el espacio. Volvemos a las mismas, a que no tengo tiempo, a que me engullen las obligaciones del día a día, la presión del entorno, la presión de lo que se debe… y así nos reconocíamos cojos, como esas mesas que hay en algunos restaurantes que por más que intentamos calzarlas con un montón de servilletas de papel, no dejan de cojear, poniéndonos de los nervios, derramando la salsa de los berberechos!


Éramos un grupo variopinto, de esos ricos!! Y fue muy curioso porque lo que más nos preocupaba a todos era el tema de las relaciones de pareja, cómo en esa locura de vida que llevamos podemos sacar hueco para quienes nos importan, por no decir, para conocer a quien nos importe.  Dando por descontado el desarrollo profesional como “obligación” para ganarse el pan, nos lamentábamos del poco espacio restante para lo demás importante. Del exceso de tiempo dedicado a llegar a ser un cargo, a llegar a posicionarse en un lugar que ha resultado inestable, tambaleado por los vaivenes caprichosos de un sistema insaciable, insaciable en esfuerzos, insaciable en energía, en conocimientos, en dedicación. Un sistema absorbente, exigente y poco coherente con nuestra naturaleza relacional, con nuestro amar.
En la mayoría era como un darse cuenta de que faltaba una parte esencial de nuestra rueda de la vida, una pata que no puede verse compensada con lo que nos ofrece el sistema al que achacábamos todas nuestras quejas.
Y entonces alguien recomendó, ademas, la necesidad de disponer de espacios para uno mismo y para lo que le guste. Espacios para qué? Quien quiere espacios? Contestó otro alguien, “tener espacios es como echarle limón al pescado, eso solo lo haces cuando el pescado no es fresco! Cuando necesitas quitarle el gusto a muerto! Cuando uno necesita espacios, distancia de su pareja, es porque en realidad tiene vacios, vacios que necesita rellenar con espacios para otras cosas. Cuando uno se siente pleno en su relación lo que menos necesita son espacios, muere por cada minuto, por cada segundo, de uno compartido. En realidad ese espacio es solo de uno y se disocia cuando se produce la distancia, siendo entonces su estado excepcional. Cuando el pescado sabe a mar no le echas limón”
Silencio… Cuando el pescado sabe a mar no le echas limón. Fue un tomar conciencia de una especie de autoengaño y, ya poniéndome en mi género, en mi época…nos han enseñado de la importancia de la libertad, de la autonomía, de la independencia, del desarrollo como profesionales, de la igualdad, de la necesidad de disponer de espacios y, dios me libre de renunciar a nada de ello, pero olvidamos o nadie nos enseñó o nadie recalcó, que todo eso no deben ser más que coadyuvantes del amor, no son el fin en sí, son el medio para alcanzar la mejor versión que nos permita la entrega libre, consciente y total al amor, a la naturaleza última de nuestro Ser. Son todos ellos aspectos que hemos puesto al servicio del desarrollo de un rol, no al servicio del desarrollo del Ser.
De esa manera, nos equivocamos cuando reservamos “espacios” en detrimento a lo que somos, a lo que sentimos, a lo que deseamos. De esa manera tomé conciencia de que cuando nos ahogamos y necesitamos espacios es porque no estamos en nuestro entorno idóneo, porque no nos acompañamos con quien nos complementa. Que cuando necesitamos poner tierra de por medio es porque quizás haya algo que enterrar, algo que ha muerto. Que cuando necesitas que brillen los aspectos materiales es por escasez de amor. Que cuando estás con quien amas, todos los segundos te saben a poco, todas las experiencias necesitas compartirlas porque si no, no sientes que lo son. Me pillé tomando conciencia de desear aquello que siempre había considerado criticable, que había catalogado de dependencia, de limitante rondando lo incapacitante. Me descubrí deseando estar cada minuto al lado de quien amo. Me descubrí sintiendo la necesidad constante de un espacio compartido con quien amo. Me sentí liviana de necesidades artificiales. Me sentí liberada de la mal interpretada presión del sistema. Me sentí invitada a una fiesta de posibilidades, a una celebración con buffet libre en el que cada uno decide su homenaje. Sentí que sólo desde lo más autentico de mí sería capaz de elegir aquel plato que de verdad me haga feliz, desde mi libertad auténtica, desde la liviandad de la generosidad, desde el reconocimiento del poder decidir. Sentí que mi espacio era infinito, que la curvatura de mi rueda vital sólo dependía de mí. Y decidí que seguiría echando dos gotas de limón al pescado fresco porque me gusta su acidez, porque me gusta el contraste de su sabor con el aroma a mar, porque no importa que ponga en mi espacio si es consecuencia de un verdadero acto de amor y libertad.
Os sentí cerca.

Os dejo con Argentina y la bulería “El Callejón del agua” Se acabaron las porfías!


Mil besos!!

Photo credit: Morguelife Lemon

6 pensamientos en “Gotas de limón”

  1. He dejado ya el comentario pero se ha “fundido” mi internet así que lo intento otra vez …. Me quedo con el sabor a mar y tambien la acidez excitante del limon… Antonia, gracias por tus reflexiones escritas desde el alma … Abrazos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s