63.158.400 segundos compartidos

clock-6-1235503Hoy Mayeutika cumple dos años, 24 meses, 731 días porque hemos pillado año bisiesto, 17.544 horas, más de un millón de minutos, más de 60 millones de segundos. Más de lo que imaginé cuando tímidamente empecé a compartir en este, nuestro espacio, aquellas cosas que a mi me habían ayudado, me estaban ayudando en el camino a mi mejor versión, en el camino de la transformación. Reflexiones en voz alta, no importa de qué, siempre es de nosotros, de lo que nos pasa, de aquellas cosas que me han ido alimentando, de aquello que siendo que me ha sentado bien, he querido compartir con quien corresponda. Fruto de experiencias, lecturas, conversaciones, momentos vividos. Siempre pensé que esto duraría poco, que se agotarían mis fuentes de inspiración y, lo cierto es que en este tiempo ha habido épocas de todo, casi doscientas publicaciones nos acompañan, algunas etapas de gran actividad, otras más relajadas, pero no menos auténticas, no menos profundas. Y hasta hoy esa fuente no se agota, hasta hoy ha sido mi camino, camino que he compartido con todos vosotros. A muchos he tenido el privilegio de poder achucharos, con otros el achuchón ha sido y es virtual, pero no menos real, no menos auténtico.

A veces a mi misma me gusta bucear por aquí, recordar aquello que aprendí, sorprenderme con lo que ya escribí y olvidé, a veces sois vosotros quienes recuperáis lo escrito y me lo recordáis. Siempre sigo buscando aquello que intuyo, aquello que siento que me está faltando.

Este es para mí un espacio muy vivo, atemporal, porque el tiempo es irreal para la evolución, no es proporcional, hay cosas que tardaremos una eternidad en aprender, hay cosas que no se nos olvidarán jamás. Hay cosas que con su solo roce nos marcan, con tal intensidad, que no necesitamos más. Hay cosas que por más que nos golpeen nos cuesta integrar. Y esas cosas a veces las buscamos, a veces aparecen, a veces se anuncian, a veces nos sorprenden. Tienen su propia vida, su propio ritmo, su propio compás, su libre albedrío, su duende. Y en todo ese variopinto pasa la vida, y lo bueno es que no pase sin más.

Aquí lo interesante es que todos podamos escribir nuestros renglones de transformación, que la vida no sea un acumular tiempo, un cumplir aniversarios. Que sea un vivir experiencias, un exponerse, un resquebrajar la piel, desnudar el alma con todo lo que supone. Esto va de aquello que, como dice un querido amigo mío, recordarás en tu lecho de muerte, aquello que en ese momento te hará sonreír, te hará conectar con la ternura, con el amor, aquello que permitirá que en ese momento mires a los tuyos transmitiendo la serenidad de quien hizo lo mejor que pudo. Y de eso va este espacio, de ese camino.

Durante este tiempo, en numerosas ocasiones, me han preguntado cual fue mi plan para construir mi marca personal, y hay quien cree que no lo quiero contar, cuando digo que yo nunca tuve ese plan. Con todo mi respeto por el tema y por todos los profesionales que en él nos guían y que me dan un millón de vueltas y a quienes os remito cuando esta cuestión se me plantea… porque Mayeutika no va de marca personal, Mayeutika va de personas, de transformación, de buscadores, de preguntas y respuestas, de preguntas sin respuesta, de respuestas sin preguntas previas. Mayeutika es nuestro espacio de infusiones, de café, de intimidad, donde nos desnudamos hasta donde el pudor de cada momento nos deja, cada día un poco más. A veces pienso que puede comprometer mi “marca” y casi sin pensarlo, solo sintiendo, me atrevo, porque eso soy yo, esa es mi marca, eso es por lo que quiero que me tengan cerca, es por lo que quiero Ser.

Recientemente también me preguntáis que para cuando el libro y… tampoco lo sé, por lo mismo, porque Mayeutika es esto, Mayeutika ya está para todos y solo me animaría el editarlo en formato libro si así pudiéramos ser más quienes nos acompañáramos en esto del caminar.

63.158.400 segundos compartidos por cada uno de todos nosotros, eso es Mayeutika, ese es el valor de ese tiempo, el que lo hayamos compartido, el que juntos hayamos aprendido, con mis escritos, la música, la poesía, los cuentos, vuestros comentarios y sugerencias, mantener vivo el espíritu de querer una vida mejor desde lo auténtico de cada uno, ese es su valor.

Os siento cerca, os siento iguales, desde la humildad de quien cada día se descubre, se descubre en matices nuevos, se descubre en viejos matices apegados, en millones de matices por segundo, en latidos, en suspiros, en lagrimas y risas del vivir. Desde el vigor, desde el agotamiento, desde la ilusión, desde la frustración, desde el mil y un intento. Desde la celebración y desde el duelo.

Y así seguiremos, un poco más allá del último segundo.

Y que menos que hoy os mando 63.158.400 de besos y un par más por si alguno se escapara de su destino!

Os dejo con Adele y When we were young  😉

“A todo el mundo le encantan las cosas que haces,
desde cómo hablas a cómo te mueves.
Todo el mundo aquí te está mirando,
porque haces sentir como en casa. 
Eres un sueño hecho realidad”

Cuidaos!

Photo credit: FreeImages clock

20 comentarios en “63.158.400 segundos compartidos”

  1. Enhorabuena, y felicidades para mi fue un gran descubrimiento encontrar tu blog y la cercanía que transmites. Se aprende y se reflexiona. Es como una pequeña plaza o Ágora que decían los griegos (perdón si me he equivocado) donde o vas a encontrar a los conocidos o vas a escuchar algo que te va servir.
    Gracias y disfruta de la celebración.
    Un saludo
    Jesús Mari

    Le gusta a 1 persona

  2. ¡Felicidades! Con lo jovencito que es este blog y las cosas tan sabias que dice 🙂
    Es curioso, mi hijo “En buena compañía” cumplió 2 años la semana pasada Espero que jueguen juntos mucho tiempo por el parque de la blogosfera 🙂

    Le gusta a 1 persona

  3. ¡¡¡ Por muchos millones de segundos más querida amiga !!!

    Cada una de tus “reflexiones” nos ayuda a buscar una ventana que se abre, un suelo que se reafirma y una rama que se desvanece.

    ¡ Sigue deleitándonos y sorprendiéndonos !

    Abrazote !!

    Me gusta

  4. Gracias a ti por compartir tanta sinceridad, humildad y transparencia; la verdad es que engancha……. Ojala ¡¡ tuvieramos otros 60.000.000 de “Años” ¡¡¡ para compartir contigo ¡¡.
    beso con abrazo de los que llegan ¡¡

    Le gusta a 1 persona

  5. Uno de mis blogs favoritos…. Desde el primer día que lo conocí me impacto positivamente pues solo su nombre lo define bien y la primera foto que encuentras en el también. Para mi, este blog hace honor a su nombre y va más allá de unos simples contenidos, deja al aire el alma de su creadora con aromas limpios y puros, no por menos las reflexiones que contiene son auténtico arte de dar a luz, consistente propiamente en la búsqueda de verdades, para llegar, finalmente, a una definición universal de referencia para todos nuestros juicios morales, justo a los mismos que Sócrates ayudaba a alumbrar. Enhorabuena Antonia!!! y que el regalo que nos haces a todos los que te seguimos cumpla muchas primaveras mas. 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s