Las mentiras tienen tamaño?

hand-3035665_1280Desayuno tempranero en el horno de mi pueblo, es un placer, un regalo que de vez en cuando me permito, sólo de vez en cuando, cuando las prisas todavía no se han despertado y camuflada entre sus sueños, me escapo. Llego dormida, sin café no soy nadie. Me gusta tomarlo afuera, con el fresco de cuando rompe el día, casi nadie se atreve en esta época del año. Curiosamente esta mañana había una pareja de valientes, o eso pensé yo, quizás valiente era solo uno, quizás los dos o ninguno. Intuí que estaban afuera buscando intimidad o el silencio que la permita, elegí la mesa más apartada y me dispuse a saborear mi café, pero soy curiosa y, aunque yo no ponga las orejas, se ponen solas, en cuanto la cafeína hizo su efecto… primero distinguí a los pajarillos y como si de su canto se tratara, unas frases captaron mi atención “..te pregunté… …son mentiras sin importancia, en lo importante no te miento, pequeñas mentiras que no nos llevan a nada” Da igual quien la pronunció, ahí se quedó.

Camino a la oficina, entre llamadas, organización mental de día, hoy tengo la video con los alumnos del máster, comida con Carmen y Manolo, reunión de objetivos, tengo que llamar a los del gas, ¿les he dejado agua a los perros?… En fin esa maraña de cosas que se desenreda sola, en cuanto nos ponemos en marcha. Entre esa maraña, me surgía lo de “mentiras sin importancia”

Necesito vuestra ayuda. Hay tamaño par las mentiras? Hay mentiras sin importancia? Quién decide la importancia de las mentiras? Para qué mentimos?

De vuelta a casa, aquí sigo con el tema… menudo cafelito el de esta mañana.

Supongo que hay mentiras y mentirijillas. Supongo que hay mentiras para no hacer daño, mentiras para poder hacer, mentiras para no hacer, para conseguir, para desprenderse, para conservar, para no afrontar, para qué?

Entiendo que no siempre tenemos los recursos para afrontar una conversación sincera, que los miedos se nos apoderan y pintamos la realidad, muchas veces sin tener conciencia, a veces por temor a un no, a un vete, a un eso no me gusta, por temor a algo nuestro que tampoco nos gusta o al juicio del otro, a ese que no nos entiendan… A veces no vemos los recursos en el otro, a veces es una excusa que el otro no los tenga porque somos nosotros quienes no los tenemos.

Entiendo que debe haber circunstancias en las que solo una mentira pueda salvarnos la vida, pero… en nuestro día a día?

Entiendo que no siempre podemos ser transparentes, la mayoría de veces, necesitamos de la opacidad para que fluyan nuestros procesos, se ordenen nuestras ideas y sentimientos. Incluso para tomar conciencia y dimensión. Pero… eso no son mentiras, no?

A veces es nuestra realidad, como la vemos, con nuestras gafas, sin conciencia de que pueda haber otra. Pero eso tampoco son mentiras, verdad?

A veces nos equivocamos, cometemos errores, desde la más pura intención, sintiendo dolor cuando nos damos cuenta. Pedimos mil perdones y si pudiéramos reescribiríamos con lo que ya sabemos. Eso es vivir, nada que ver con el mentir.

Todo esto viene a que no soporto las mentiras, las mentiras conscientes, me da igual su tamaño, su importancia. Para mi todas son grandes, todas importantes. Las mentiras tienen la peculiaridad de corroer, de transformar lo sólido en arena seca, sin consistencia, no importa su tamaño, quizás ése sólo influya en el tiempo que trascurra el corroer. Cuando una mentira entra, nunca va sola, va con la duda sobre el todo, las palabras se debilitan, se sospecha de los hechos, de su intención, de los motivos, de las sombras y sólo de las sombras porque las luces acaban por desaparecer.

Creo en la legitimidad de cada uno para actuar, para probar, descubrir, para lo que sea que queramos. Creo en las conversaciones que nos permiten realizar esas nuestras metas, nuestros deseos, los anhelos. Creo en las peticiones de los “yo deseo, necesito, quiero…” Es más, recomiendo todo eso, no debemos quedarnos con las ganas de, pero debemos conversar sobre ello, al menos con aquellos que nos acompañan y están dispuestos a ese acompañamiento sincero, desde el amor hacia el otro, hacia su desarrollo y evolución como Ser. Creo en la escucha sincera, en la que percibe la necesidad del otro. Creo en los espacios de encuentro donde el objetivo es ese encuentro y creo en el respeto mutuo y propio de cuando el encuentro no puede ser y los caminos divergen. En esos espacios no caben las mentiras, cabe el legitimarse y reconocerse, cabe el legitimar y el reconocer, el encontrarse, encontrarle, encontrarnos, mirarse, mirarle. En ese espacio nutritivo sólo caben los gestos sinceros. y sí, requiere de valentía, sobre todo requiere de mucho amor pero … y qué nos queda si no? Una gran mentira!!

Para los curiosos como yo, os contaré que la pareja de esta mañana, estaban uno junto al otro, cogidos de la mano… yo no sé qué pasó, ni de qué mentira se trataba, ni cómo acabó. Pero si vi un espacio de amor, del que sin duda surgió lo mejor para los dos.

Se os quiere!

Everybody Lies – Jason Walker

“Just being honest, we’re playing for both sides.
It’s easy to decieve but it’s hard when the trust that’s broken is mine.
For better, or for worse, for the happy, for the hurt. ”

 

Photocredit Pixabay manos

8 comentarios en “Las mentiras tienen tamaño?”

  1. Que bonito escribes, qué facilidad para buscar la esencia y transmitirla.
    Me encanta compartir contigo, aunque sea entre esa maraña de cosas que se desenredan solas, no se me ocurre mejor manera de empezar el día que leyendo tu post, con una taza de café (claro)

    Besos inmensos, hermana, te quiero y lo sabes

    Carmen

    Le gusta a 1 persona

  2. Antonia! acabo de leerte, en una pequeña pausa que he hecho. Te leo con una taza de café con leche en la mano (casualidad?). Me encanta leerte, y hoy más que necesito descubrir el cariño de los demás cuando se te acaba de crear un vacío… Me encanta saber que te tengo a mi lado (te tenemos). Qué post más profundo… necesito reflexionar sobre ello… Un besazo enorme sister!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s