Archivo de la etiqueta: #evolución

Explicaciones

multiverse-By-Bruce-Rolff-1200x762_c

Y hablando de mentiras y verdades…. llegan las explicaciones.

Comencemos por lo racional, por la definición del concepto,

Rae: del latín explicatio

1.f.Declaración o exposición de cualquier materia, doctrina o texto con palabras claras o ejemplos, para que se haga más perceptible.

2.f.Satisfacción que se da a una persona o colectividad declarando que las palabras o actos que pueden tomar a ofensa carecieron de intención de agravio.

3.f.Manifestación o revelación de la causa o motivo de algo.

Dicha declaración, debería ayudar a sacar a la luz o hacer visible el contenido o sentido de algo

En primera lectura,  terminado el post, está claro. Algo no se entiende, se pregunta y te aclaran. Pero la propia definición incluye conceptos que anclan en las emociones individuales de cada uno. “Hacerse más perceptible”, “Satisfacción”, “Ofensa”, “Intención”, “Revelación”, “Ayudar”, “Hacer visible”, “sentido”….

Incluso en esa primera lectura podemos apreciar lo subjetivo del concepto, dependiendo de cada uno y de sus mapas.

Dice Maturana en su ensayo “La objetividad, un argumento para obligar”, dicho con mis palabras, que somos cada uno quienes damos por buena una explicación o no, en función de si satisface o no nuestro criterio de aceptación previo, implícito o explícito. Nunca escuchamos en el vacío, siempre aplicamos algún criterio particular de aceptación. Sólo si se satisface ese criterio, la emoción se modifica y desaparece la duda o la pregunta.

Toma ya y, perdonad la expresión, pero ya la hemos liado! Dependiendo de lo que se busque con la petición u oferta de la explicación, paños calientes? o Ampliar la mirada?… nos daremos por satisfechos… o no…

Si buscamos un paño caliente, difícilmente vamos a hallarlo, tendrían que adivinar nuestro criterio de aceptación, aceptarlo y adecuarse en el discurso y en la acción… Estaríamos pidiendo a nuestro interlocutor mucho más de lo que parece estamos dispuestos a dar. Negamos la legitimidad del otro?

Si buscamos ampliar la mirada…quizás encontremos aquel lugar donde habita el aprendizaje, nos satisfaga o no la explicación, habremos visto, sentido, experimentado nuevos registros, un nuevo lenguaje, un nuevo sentido… que nos lleva al Multiverso, la capacidad de manejar distintas realidades, desde distintas perspectivas que nos invita a una reflexión responsable en coexistencia y no a una negación irresponsable del otro. Qué bonito suena eso del Multiverso. Hay tantos dominios de realidad legítimos como personas involucradas y ninguno es intrínsecamente falso. Madre mía que va a ser que no hay ni verdades ni mentiras….

Sé que esto que traigo hoy aquí no es nuevo, pero cuando uno lo siente desde las palabras de Maturana, tienen un efecto mucho más profundo que el mero discurso, con ese bailar de su lenguaje, los conceptos van instalándose en nuestro interior, acarician la piel, como si no tuvieran intención de entrar, la penetran y se instalan allí donde la conciencia fecunda.

Vuelvo a la misma, desde dónde pedimos las explicaciones? desde dónde las escuchamos? desde dónde las observamos?

Seamos sinceros, salvo en un entorno académico, cuando pedimos una explicación estamos pidiendo que se nos den las razones por las que aquello que, entendemos a ciencia cierta, debe ser de una manera… no lo ha sido. No estamos dispuestos a entender las razones o emociones del otro, sino a que desde las nuestras, se justifique una acción que consideramos fuera de sentido, de legitimidad,  ética, moral… a poco calificamos al otro de loco, desalmado, insensible, deshonesto? mil calificativos que degradan a ese otro a poco, al campo de la absoluta ignorancia o rondando la psicopatía. Si, si exagero, pero muy poco.

Al margen de nuestro interés por ese otro, Cual es el interés por nosotros? Qué nos da más posibilidades? más opciones, mayor aprendizaje? incluso paz.

Cuando pedimos explicaciones, estamos en una lucha con nosotros mismos, en realidad el otro poco tiene que ver, luchamos contra ese shock que produce una “realidad extraña” cuando choca contra nuestras fronteras, cuando impide la realización de nuestras ilusiones, de nuestros ideales, cuando no la podemos encajar en aquello que conocemos y cuanto más extraña nos sea esa realidad, más nos empeñamos en su rechazo, más dolorosa es la lucha por seguir con unos ideales, expectativas, sueños… que ya por su mera presencia…. se vieron en peligro, resquebrajados…rotos. Solo hay un pegamento para eso y es hermoso.

En esa situación luchamos, además, con el miedo a la pérdida, con el miedo a lo desconocido, con el miedo a la dimensión de nuestras capacidades, con el miedo al qué dirán, con todos los sucedáneos del miedo que se dan cuando tiemblan nuestras fronteras. Sólo hay un alivio para ello y está en nosotros.

Escuchar desde el vacío, desde la oportunidad, Qué trae para mí esa nueva realidad? Qué trae para mis ilusiones, para mis sueños? Qué hay en ese mapa que desde aquí no veo? La curiosidad! adentrarse en ese nuevo plano, ver, sentir, entender…enriquecer, ampliar el criterio de aceptación, desde el respeto a uno mismo y a los demás, construyendo nuestro Multiverso, que es nuestro y de nadie más… decidiendo desde ese espacio fértil, si se aceptan o no las explicaciones, rediseñando desde ese mismo espacio nuestros sueños, ideales, expectativas que vuelven a ser nuestros, que vuelven a estar enteros, con nuevos matices que los hacen más ligeros.

Así que si me permites…cuando sientas que ese meteorito te alcanzó, tómate un respiro, mira desde dónde lo estas observando, reconocimiento rápido del terreno, tómate tu tiempo para que la mirada se acostumbre a la oscuridad y permítete ver qué hay más allá de la oscuridad, de los temblores, del miedo. No te atrincheres… mira.

No hay paño caliente que reconforte, el único paño, está en tu mirada.

Se os quiere!

Photocredit: Multiverse-By Bruce-Rolff

Agradecimientos y deseos, deseos y agradecimientos

wishes-3006367_1920

Empecé este post, con la intención de felicitaros las fiestas, de desearos lo mejor, de seguir teniéndoos cerca. Huyendo de convencionalismos y frases hechas, esto es lo que salió de mi corazón:

Y cómo siempre llegado este momento, te pienso, te pienso y te siento.

Y se me llenan el corazón y la boca de deseos y agradecimientos. Deseos porque sabes que nunca fui conformista y en la ilusión está la evolución, el sentirse vivo! De agradecimientos, porque, aunque creo que si soy agradecida, nunca lo he sido suficientemente, siempre hay mucho más por lo que estar agradecido de lo que nuestra conciencia ve.

Te agradezco los malos momentos, quiero empezar por estos, son los más difíciles de agradecer, casi nunca entiendo el porqué, intento descubrir su para qué y, al margen de toda teoría, al margen de toda creencia, créeme, en ocasiones renunciaría a ese aprendizaje a ese enseñarme que me brindas. A estas alturas de mi vida, tiendo a pensar que ya tengo suficiente, que maldita la hora en que te reté a enseñarme, que ya evolucioné bastante. Ni tan siquiera me siento pequeñita ya, a veces… tan sólo incapaz de más y dejo que me acompañes y poco más. Hay cosas que “simplemente” se tienen que aceptar.

Te agradezco la habilidad de aceptación. Qué difícil eso de aceptar y cuántas vueltas antes de hacerlo y qué manía con querer entender para cambiarlo, hacerlo desaparecer, qué prepotencia pensar que se puede hacer. Hay cosas que son y es aceptándolas y abrazándolas que las podemos transitar, escuchar, sentir qué nos traen, que hay ahí para mí, desde el propio recogimiento… único lugar desde el que me veo capaz de aceptar.

Te agradezco la posibilidad de recogimiento, de entrar en mi, de estar en paz y feliz con lo que encuentro allá adentro, no es perfecto, es hermoso, es tierno, soy yo, me da serenidad. Te agradezco la falta de juicio y que se haga cada vez más pequeñito el ego, ahí adentro. Te agradezco el sentimiento de serenidad, la compasión, que desde ese recogimiento siento.

Te agradezco la capacidad de con-pasión, sobre todo conmigo misma, ya se acabaron las exigencias, funciono mejor desde el amor.

Te agradezco, infinitamente,  la toma de conciencia, esa oportunidad, ese darse cuenta, esa sorpresa, ese poder reírme cuando me pillo llamando a la misma puerta.

Te agradezco, más si cabe, el agradecimiento, esa mezcla perfecta entre armonía, conciencia, amor, confianza, que genera ese sentimiento de inmensidad.

Te lo agradezco. 

Te agradezco la presencia para poder agradecer la calidez de los abrazos, la pasión de los besos, la caricia de la noche, la luz de mi luna, los mensajes de las estrellas, la música de los árboles meciéndose al viento, el frescor de la lluvia, el rugir del mar bravo, el olor de la chimenea, esa mirada que me encoje el alma, el sonido de mi casa, la danza de todos juntos, esas flores que dan color a mi jardín, esos adolescentes que me quitan el sueño, el olor a bizcocho, su guitarra, las arrugas de los más mayores y sus manos temblorosas y sus ojos brillantes, la ilusión de los que están por llegar, la presencia de los que  se fueron ya.

Te lo agradezco.

Y sé que me dejo cosas y no quiero escribir un agradecimiento general, porque estas son las que salieron y por algo será.

Y ahora Vida, ahí van mis deseos…

Que visto lo vivido, sentido lo sentido… por favor, por favor te pido que me sigas enseñando y en ese enseñarme… tráete sacos de habilidad de aceptación, posibilidad de recogimiento, sentimiento de serenidad, capacidad de con-pasión, toma de conciencia, presencia. Tráete sacos como para una boda, como si no hubiera un mañana… Con eso, no necesito saber los porqués, ni los para qués, más que transitar por ti y beberte a sorbitos… Saboreando ese aroma sabio milenario que condensas, sintiendo tu calidez en mis entrañas, refrescándome en tus escalofríos, descansando en tus pausas, vibrando en tu energía. Amando

Y con mucha ilusión espero, que me concedas mis deseos.

Se os quiere, se os agradece, se os desea!

Photocredit: Pixabay Wishes

 

Despertares

La encontré revolviendo, donde se suponía que no debía hacerlo…y no me resisto a compartir con vosotros, me parece una carta preciosa por lo que en su día debió significar.

Hay quien aparece en tu vida con la única misión de despertarnos, de hacernos conscientes de. Lejos de lamentarse por lo que no pudo ser, agradecer lo que ha hecho posible que hoy sea.

“Hace días que me enfrento a este papel en blanco……… por un lado la dificultad de encontrar palabras que describan lo que quiero decir sin que parezca,  que he perdido la cabeza, que además sean suficientemente apropiadas para transcribir lo deseado. Por otro lado, si estás leyendo esto es porque no hemos tenido la oportunidad de hablarlo y, si la hemos tenido, no hemos sido suficientemente valientes para hacerlo, al menos yo no lo he sido, al menos lo escribo.

En mi viaje he aprendido tantas cosas….y sigo aprendiendo, hago descubrimientos que siguen sorprendiéndome, siguen enseñándome lo poquito que sé de todo. Hoy sé que la vida es cabezota que cuando se empeña en que tienes que aprender algo no cesa hasta que lo consigue y si no, hay que repetir! En esta o en las siguientes….

No sé sí es cierto pero me gusta creerlo, somos seres espirituales en desarrollo, vamos pasando por las vidas acumulando aprendizajes hasta que llegamos a la maestría, un largo camino de aprendizajes. Somos energía pura y cuando somos capaces de conectar con esa energía, descubrimos un lenguaje universal, accedemos a lugares inimaginables, de los que yo, personalmente, nunca saldría, lugares en los que se acumulan las experiencias, las vivencias, el conocimiento real, el sentir sereno, donde las cosas conservan su orden natural y su naturaleza auténtica.

Cuando te asomas a esa ventana, te das cuenta de que el resto en realidad no es tan importante, es sólo el tablero de juego, lo importante es como haces que el viaje sea más rico, como haces para destapar y liberar a tu esencia y, por ende, las de tu entorno.

Así, mi propósito para esta vida es “ser la sonrisa que conecta esencias”,  ambicioso propósito que además he descubierto algo tarde…. y, no creas que por el hecho de ser consciente de ello, es algo que tenga consolidado ni que sea fácil, muy lejos de ello! el ego en general y, el mío en particular, es un duro rival!! Ojalá de verdad algún día pueda desprenderme de él!

Y todo esto viene a cuento de ponerle palabras a  como yo te vivo.

Verás, hay quien dice que somos seres espirituales duales, que cuando nos envían a esta vida por el principio de dualidad nos dividen en dos,  almas gemelas, que por separado van evolucionando en su camino a la maestría, que en esa evolución se van acompañando, se despiertan, se cruzan en las diferentes experiencias vitales, se reconocen,  se esperan, se separan y se vuelven a encontrar…. Que en el transcurrir de las vidas nos vamos encontrando con quienes en otras significaron algo.

Hay quien dice que las almas viejas nos vamos cruzando.

…. tú has sido el despertar de mi esencia.

La vida es tozuda ya te digo y la conexión de las almas gemelas, de las almas viejas, no pertenece a nadie más que a ellas, no hay nada que se pueda hacer desde la naturaleza humana, más que aprender lo que hayan venido a enseñarnos.

…. me rindo, me rindo a ti….a lo que para mi traes.

Y doy gracias al universo porque he tenido la suerte de encontrarme en esta vida con un alma vieja, porque he tenido la suerte de sentir lo que es ese encuentro, esa conexión que desborda y que supera a cualquier otra. Y le doy las gracias aún cuando no podamos estar juntos en esta vida porque no hayamos alcanzado los aprendizajes necesarios, porque tengamos que seguir aprendiendo, porque no coincidan nuestros momentos. Aún cuando te eche de menos en este mix de sentimientos tan contrapuestos, la inmensa dicha de descubrirte, la inmensa tristeza de no tenerte, la inmensa esperanza de volver a encontrarte.

Ojalá fuera lo suficientemente valiente para mirar en la profundidad de tus ojos,  ojalá pudiera sentir que  me reconoces  en ese sentir, ojalá aprendamos rápido para volver a cruzarnos, ojalá la eternidad fuera más corta para que fuese antes….

Seguro que nos volveremos a encontrar una y otra vez en una y otra vida, hasta que hayamos aprendido y podamos así compartir el resto de la eternidad. Pero ahora,  es hora de separarnos otra vez, de seguir nuestros caminos divergentes, de dejar espacio para lo que tenga que ser. Lejos de estar triste, te doy las gracias por lo compartido, por los descubrimientos, por lo que, de nuevo, me has hecho crecer.”

Os dejo con Robbie Williams- FEEL

 

Se os quiere!