Archivo de la etiqueta: #mirada

Yo etiqueto, tú etiquetas…

etiquetasEtiquetamos, necesitamos eticar todo, nuestro entorno sólo tiene sentido si logramos clasificar cada cosa , cada persona , cada elemento en una casilla. Cada cosa en su sitio y un sitio para cada cosa.

Etiquetamos porque nos da seguridad sobre el terreno. Si lo tenemos en una casilla, no es desconocido, si no es desconocido no me da miedo o al menos no tanto. Etiquetamos para identificar, definir, comparar, calificar, dominar, controlar. Y normalmente lo hacemos en un pis pas, es tan rápido que, si no nos observamos, no nos damos cuenta de que hemos etiquetado, somos verdaderos especialistas etiquetadores.

Yo me pregunto… y de dónde hemos sacado el conocimiento, sabiduría y osadía para hacerlo? Porque, además, nada nos frena a etiquetar,  junto al respirar es de las pocas cosas que nos atrevemos a hacer sin dudar. Todos nos sentimos con el conocimiento mas que suficiente para hacerlo…bien, mal, correcto, incorrecto, válido, inválido, Qué vértigo me da!!

Hay cosas que son de orden básico, una silla es una silla porque así hemos decidido llamarla (en castellano, claro) y todos estaremos de acuerdo en que entra en la categoría de mueble y que sirve para sentarse. Ya no estaremos tan de acuerdo en si es cómoda, bonita, útil, resistente, segura… Y llegará alguien a mi casa y le diré no te sientes ahí que es muy bonita pero muy incomoda y le privaré a mi silla de hacer su función…y no dejaré que mi invitado decida si para él es cómoda o no, la silla es incómoda, punto.

Allá cada uno lo que haga con los muebles de su casa,  pero …y con las personas? Somos conscientes de que hacemos exactamente lo mismo? Ponemos etiquetas como el que hace pompas de jabón, sin darnos cuenta de que muy probablemente le estemos privando de su función esencial como ser humano: desarrollar sus infintas posibilidades. Nosotros ya hemos decidido que la silla no es cómoda y será dificil hacernos cambiar de opinión. Fulanito es tonto, perengano es un gamberrete, menganito es serio, menganita es una snob. No esperes que zufanito acabe a tiempo, nunca lo hace. Zufana es fuerte, puede con todo no te preocupes. Los catalanes son…, los gallegos.., los vegetarianos…, los …. Todos toditos con su etiqueta.

Una vez colocamos una etiqueta ahí se queda y no nos damos cuenta del daño que hacemos, no nos damos cuenta del sufrimiento que generamos y no nos damos cuenta de que la mayoría de veces es infundado. La mayoría de veces adoptamos las etiquetas que han puesto otros en base a sus experiencias, expectativas, juicios y creencias, que lamento deciros…no son universales, son sólo las nuestras por muy extendidas que sean. Nos damos cuenta de que no nos permiten avanzar? No nos permiten avanzar a nosotros porque no nos permiten descubrir y disfrutar de otras facetas de esas personas. No permiten a esas personas evolucionar, no al menos a nuestros ojos, seguro que ellas avanzan, cambian, crecen, pero nos tienen que abandonar, tienen que alejarse de nosotros, desaparecer porque simplemente nuestros ojos no los ven, ven un algo de lo que quizas estuvieran siendo una vez, ven una etiqueta, pero no ven lo que hoy están siendo, no lo quieren ver, no está en su mirada. Yo tambien me alejo de quien no me deja crecer, de quien no me deja cambiar, de quien no me deja ir siendo, de quien no me ve…me llamaron mataperros.

Especial sensibilidad me genera cuando las etiquetas son tamaño infantil, tamaño adolescente, no sé vosotros, yo con eso no puedo. Quién es nadie para permitirse el lujo de ponerles etiquetas? Nos damos cuenta del “regalito” que les estamos haciendo? Niño eres tonto, niño eres torpe, niño no te enteras, niño eres lento, es que a ti te cuesta, tu eres de excelentes y no llegas, es la niña buena… Cuantos adultos me he encontrado que todavía arrastran “sus etiquetas” soy lento, soy torpe, a mi me cuesta, no necesito ayuda, no decepciono… Nos las hemos creido, algunas son inofensivas o menos dañinas, otras son mortales. Casos de fracaso escolar, de exclusión social, de adicciones graves, tienen su raiz en aquellas “inofensivas” etiquetas.

Y vamos a seguir etiquetando? Y vamos a seguir quedándonos con esas etiquetas? Y vamos a quedarnos tan anchos? Seguiremos jugando con nuestras pompas de jabon? Seguritos en nuestro sistema de casillas? Tu aquí, tu allí y yo tiro porque me toca. Yo aquí, yo aquí y no tiro porque me lleva la corriente…

Me llamo Antonia y etiqueto, me llamo Antonia y me dejo etiquetar y estoy aquí para superar esta tremenda adicción. Y quiero conservar mi etiqueta y quiero que escribas en mi etiqueta porque mi etiqueta es especial. En mi etiqueta está escrito lo que una vez estuve siendo y que me ha permitido hoy estar siendo, está escrito lo que hoy estoy siendo y que me permitirá seguir siendo otra cosa y hay espacio para seguir escribiendo y quiero que tú me ayudes a escribirlo, pero desde la posibilidad, la oportunidad y el respeto.

De oca a oca y tiro porque ya me toca. y tú?

 

Las dos tinajas o de los talentos ocultos

imageHabía un pobre aguatero en el pueblo, que diariamente se llegaba al manantial y transportaba en dos tinajas, el liquido vital… las monedas que con esta tarea  ganaba, apenas le alcanzaban para subsistir.
Un día, una de las tinajas se agrieto, pero el aguatero siguió yendo y viniendo con la tinaja fisurada, lo que al final del camino reducía a la mitad su carga…
Cierto día la tinaja le hablo:
-Perdóname, no fue mi culpa la grieta por donde se escurre el agua, y sé que te he perjudicado porque recibes por mí, la mitad de la paga que recibes por mi hermana tinaja… Sé que debiste cambiarme por una nueva y desecharme… sin embargo, me has mantenido a tu lado.
-Es gracioso que me pidas disculpas –le dijo el aguatero-… ven, hay algo que quiero mostrarte… fíjate bien en el camino… que ves?
-Veo la tierra seca y el ripio del lado derecho del camino y los canteros coloridos de flores del lado izquierdo.
-Mira, le dijo el aguatero… muchas veces recorrí este camino triste y solitario, llevando el agua hasta el pueblo y recibiendo igual cantidad de monedas por ambas tinajas… Pero un día, cuando note que te habías agrietado y vi que la tierra cobraba vida y se estremecía a medida que bebía cada gota de agua que perdías… no quise cambiarte, así que tome una decisión: compre semillas de flores de todos los colores y las sembré al costado del camino… je… y conseguí en estos años hacer esta diferencia…
Oh! Y tu me pides disculpas!… que importan algunas monedas menos, si gracias a ti, los colores de las flores me alegran el camino?… ¡Soy yo quien debe agradecerte!!! Si asi no fueras, tal como eres, con todo y tus defectos, no hubiera sido posible crear tanta belleza.

 

De los sueños, de los quiebros…de la realidad

 

image Soy cambio, es parte de mi esencia, el aire en la cara,  el sol en la espalda, el agua en la piel, la luz del cielo….

Todos, absolutamentemente todos, cambiamos a lo largo de nuestras vidas, es nuestra evolución natural, forma parte de nuestro ser, de nuestro crecimiento, cambios físicos, cambios psiquicos, cambios de imagen, cambios de mentalidad, cambiamos nuestros límites, cambiamos nuestras perspectivas, cambiamos nuestro observador. Cambio y pulsión de vida son una misma cosa. Sabéis que defiendo que debemos ser ambiciosos con lo que queremos ser, con nuestras metas, nuestros sueños, huyo del conformismo y animo a no renunciar a aquello que nos apasiona, a salir a la zona mágica, a no temer, a confiar pasito a pasito. Pero éste, es sólo un aspecto del cambio, cuando podemos elegir, cuando lo integramos conscientemente en nuestro ser, cuando cada día nos atrevemos con un poquito más. Cuando visionamos nuestros sueños y vamos para allá, con la mochila cargada de todo lo que se nos ocurre será necesario para este viaje, tenemos tiempo de prepararnos, de saborear el futuro desde el presente, sentimos las cosquillas en el estómago porque estamos enamorados de nuestro viaje, lo gritamos a los cuatro vientos, rascamos minutos del reloj para conseguir el tiempo, vamos ganando terreno al miedo, estiramos nuestros límites, comprobamos su infinita elasticidad. Como los grandes conquistadores, cada día más allá. Esta es mi zona de confort, aunque sea en un entorno de cambio, de conquista y descubrimiento, ahí es donde vivo yo. f1418a90-88c6-11e3-9797-12313d04d198-large copiaPero qué ocurre cuando ocurre lo inesperado? o Cuando no ocurre lo esperado? Qué ocurre cuando se difuminan las fronteras de nuestra zona de confort de manera inesperada, cuando algo o alguien nos mueve el terreno? Cuando aparece un quiebre, cuando la vida no fluye en su devenir como nuestra pasión dibujó? Cuando nos sentimos expulsados de nuestra zona de confort? Cuando miramos a nuestro alrededor y no vemos el mismo horizonte? No está nuestra pareja o nuestro trabajo, nuestro amigo, nuestro sustento…. Eso tambien forma parte de cumplir nuestro sueño? o es una pesadilla? forma parte del camino? o alguien construyó un paso a nivel sin barreras? Como continuar? Recordais que preparamos una mochila antes de salir? Ese es el momento de abrirla, qué pusimos dentro? hay autoconfianza? hay amor y amistad? hay conocimiento? hay lágrimas y risas? alguna tirita? La vida nunca nos pone delante nada que no sepa que somos capaces de superar, por muy dificil que sea, por muy duro que nos parezca, por muy imposible que nos resulte….Sólo abre la mochila, mira dentro y coge lo que necesites, recuerda siempre reponerla porque nunca sabemos cuando la vida quiebra.

Gracias Jordi!

imageQuiero rendir un homenaje a la persona que me enseñó este camino, hace ya unos años que “no me acompaña”, pero me dejó su brújula y sus mapas.

Esta fue mi carta de despedida, hoy casi siete años más tarde, la leo y me sigue resonando su voz, sus mensajes. Hoy los comparto con vosotros para que os animeis a mirar con ojos nuevos, con la mirada que el me enseñó, con la mirada de un mundo nuevo.

Hola socio!!

Cómo te va por esos mundos por los que andas? mucho trabajo? también por ahí hay crisis?,  da igual, seguro que ya la estás liando, seguro que ya has sembrado la duda en las almas que te acompañan….”Ya sabes a dónde vas? Cuál es tu proyecto vital? Cuál es tu plan para conseguirlo? Cuál es tu punto de partida? Con que cuentas para avanzar? Cuáles son tus recargas? Cómo te sientes respecto a todo ello? Eso son excusas… depende de ti el conseguirlo, eres tú el que ha decidido que te afecte de esa manera, eres tú quien puede decidir que sea de otra…..para qué? para qué? para qué?….esta era tu pregunta favorita Para qué, Qué es lo que hace que, bueno las de Por qué no y Qué puede pasar si también estaban entre los top ten…..

Qué suerte tienen esas almas!! mi querido socio y cómo las envidio, aunque probablemente ellas todavía no lo aprecien…. Cuan difícil fue entendernos ¿recuerdas? ¿Cómo tu y yo pudimos pelearnos tanto? Qué vergüenza siento ahora…. Hasta que tú me dijiste: “Mi  intención y mi  deseo es colaborar en que tu idea  de lo que debe ser, sea“ Creíste en mi proyecto y  en mí, como profesional, pero lo más importante, como persona. Y a partir de ahí nació nuestra sociedad,  en la que, por supuesto, tú eras el socio mayoritario por más que quisieras hacerme creer otra cosa. Creció mi patrimonio vital a fuerza de que tú me ayudaras a crecer, a ordenarme, a ser valiente….Por qué no? Para qué no?

Ay Jordi, este es el reto más grande al que me has sometido, es la mayor de tus estrategias para hacerme crecer, te has ido, te has ido sin que nos pudiéramos tomar el ultimo café, se ha quedado frío….cómo me ha dolido, cómo me duele….. y cómo me alegro de que hayas pasado por mi vida …..Cuando miro hacia adentro encuentro tantas cosas tuyas……, ni tan siquiera era consciente hasta que te he buscado, te he buscado en mí y te he encontrado, en mi mente y en mi corazón.

Me descubriste un mundo y me dijiste  Cuidado, a veces, como le sucedió a Colón, llegó a un lugar y no supo que había descubierto un nuevo mundo y no consiguió sacar todo lo que podía sacar de él. Esta es la gracia de la cosa: has abierto un nuevo mundo y ahora toca explorarlo sabiendo que es nuevo y que hay que mirarlo con ojos nuevos”.Y Añadiste“los taoistas dicen que los brotes no crecen más rápido porque tires de ellos: tienen su tiempo. Sólo hay que regar, observar y hacer algo si enferman, hay que dejar los tiempos, hay que disfrutar de los resultados, que tu alta exigencia no te haga perder el entusiasmo por lo logrado”

Sin duda, sigues aquí, estás aquí.

No me queda por más que decirte GRACIAS, GRACIAS por enseñarme qué significa encontrar el sentido y la viabilidad de lo que cada uno sueña y ambiciona  GRACIAS por ser y seguir siendo aun cuando no estés.

Esta carta Jordi, es sólo un detalle, un pequeño detalle comparado con la inmensidad de lo que siento, pero como tú me dijiste, “Son detalles….pero son detalles que hacen creíbles nuestras palabras ¿no crees?”

Hasta siempre socio, tu llamada, me ha alegrado el día.