Archivo de la etiqueta: #perspectivas

Ilusiones

everystockphoto-2671514-hNo he podido evitar escucharles… estaban en la mesa de al lado, el local es muy pequeño y yo…muy curiosa! Curiosidad sana, nunca me canso de observar a las personas, de averiguar sus historias, de aprender de su mirada. No deja de sorprenderme la infinidad de miradas que existen para una misma cosa, quizás sean tantas como perspectivas, es decir, infinitas, porque infinitos son los puntos en los que se puede dividir una distancia. Y observando, siendo curiosa, intento grabar en mi mirada todas las suyas.

Me hago una composición de lugar, parecen buenas amigas, se aprecia en su cercanía, en esa mirada de cariño, de cuidado. Quizás sean hermanas, quizás de sangre, quizás de corazón. La más mayor le pide a la otra que tenga cuidado que nunca se sabe, que se alegra mucho de su felicidad pero ojo! que no sea sólo un estar, una ilusión, una puesta en escena, un interés material, que se cuide de quien se quiera aprovechar. A la más joven se le va transformando la sonrisa en mueca, el brillo en opacidad, las manos tensas, la mirada crispada… levantando la cabeza, como mirando al horizonte, oigo que le contesta: “Marta, no podemos vivir relamiéndonos las heridas, las ilusiones son necesarias para vivir” y le dice eso, mientras se le saltan unas lágrimas, lágrimas serenas, lágrimas de reconciliación.
Todo un momentazo! Doy palmas por dentro, me llevo una lección de vida y ellas sin saberlo!

“No podemos vivir relamiéndonos las heridas, las ilusiones son necesarias para vivir”

Seguir leyendo Ilusiones

De verdad soñar es gratis?

imageEn una tarde de café y buena conversación, surgió el tema …….

-De verdad crees que soñar es gratis? 

-Antonia….soñar es gratis! y, además no tiene riesgos, puedo imaginar lo que quiero con todo tipo de detalles sin miedo a equivocarme, lo tengo todo perfectamente definido, lo veo, me gusta imaginarlo, darle vueltas, saborearlo, lo tengo! ya está!

-Y ya está el qué?  Y ya está dónde? No veo que te muevas, no siento tu energía…

-Mi sueño, ya lo tengo! No decís los coaches que tenemos que atrevernos a soñar? Pues ya lo he hecho!! Aunque pensándolo bien….no entiendo la bonanza del tema, más bien me siento más frustrado que antes….he visto lo que quiero, pero no es para mi…no sabría cómo alcanzarlo, por dónde empiezo…de qué me sirve entonces verlo? Qué broma de mal gusto es esta? Estaba mejor en mi mundo de grises, al menos sé que esos grises son míos!
Podía sentir la amargura de sus palabras….
Soñar no es gratis, al contrario soñar puede ser muy costoso emocionalmente hablando, cuando nos enredamos en los sueños sin más, cuando planeamos y planeamos…. pueden incluso convertirse en verdaderas pesadillas, en mundos inalcanzables desde la comodidad del pensamiento.
Es cierto que últimamente estamos rodeados de expresiones que nos invitan a soñar como: Atrévete a soñar, lucha por tus sueños, nunca es tarde, sólo te limitan tus miedos, sal de tu zona de confort, la vida empieza al final de tu zona de confort, el éxito ocurre cuando tus sueños son más grandes que tus excusas, si vas a soñar….sueña en grande, etc. etc. Todas expresiones que yo comparto, pero dándole su sentido.
Para mi, soñar es la primera fase, cuando imaginamos lo que nos gustaría, lo que querríamos, cómo sería si, cómo me sentiría si, cómo me gustaría si….todo en condicional….pero es la fase que menos nos enriquece, no hay que detenerse excesivamente en ella, si lo hacemos nos atrapa, nos enreda y podemos estar allí por los siglos de los siglos sin que en realidad pase nada. Al contrario, de quedarnos mucho allí, nos sentiremos agotados y empezaremos a lamentarnos por no tener aquello que hemos soñado. Los sueños carecen de acción, carecen de compromiso, pueden robarnos el presente e hipotecar nuestro futuro. Un sueño sin acción, sin compromiso, es nada.
Lo verdaderamente potente es convertir nuestro sueño en Visión, en propósito, en objetivo, compromoternos con su realización. Entonces si tienen la capacidad de transformar y llevarnos allí a dónde habíamos imaginado.

Se le atribuye al mago Merlín la frase: Vengo de donde voy. Dice la imageleyenda que Arturo le preguntó al mago ¿cómo será Camelot?, ¿cómo podré gobernarla?, a lo que Merlín le contestó: Muy fácil, ya lo he visto. El mago había visualizado el lugar, ya había estado allí…
Normalmente soñamos el futuro desde el presente, soñamos un futuro como la lógica evolución de nuestro presente, con nuestros recursos y limitaciones actuales. Desde este prisma continuista no se producen grandes cambios. Merlín nos invita a vivir el futuro, visualizar cómo será, sentirnos en él y desde ese futuro ir regresando al presente, identificando qué tiene que pasar, qué tenemos que hacer, en quién nos tenemos que convertir para conseguir ese futuro deseado. Es una planificación del futuro mucho más ambiciosa, buscando la revolución más que la evolución y para eso es necesario tener una visión clara e ilusionante.
Una visión así tiene la capacidad de dar sentido a nuestro presente a lo que hacemos para llegar allí. Un sueño hecho Visión es un reto y requiere de compromiso y acción, por tanto de tiempo, esfuerzo, constancia, paciencia, persevarancia, valor, planes, momentos de euforía y momentos de aceptación, caer y levantarse, volverse a levantar, acertar y errar, subir y bajar, volver a bajar y volver a subir.  Recorrer el camino cada uno a su ritmo, pero recorrerlo, no es gratuito….hay que sudar la camiseta, incluso perderla, cambiar la piel.
Y mi conversante a quién le encanta retarme, me decía y eso cómo? No acabo de ver la diferencia, me parece que sólo me estás liando conceptualmente!
No, no es lo mismo un sueño que una visión. Es más que una mera distinción conceptual. El sueño no tiene requisitos, es cierto que tampoco tiene límites pero tampoco movimiento, no transforma, no avanza, en el mejor de los casos es continuista, mantendrías tu gama de grises, tirando a oscuro. La visión requiere sentir como si ya estuvieras, conectar con la emoción que será tu motor y requiere de análisis y planificación. Dónde quiero ir? Cual es el desafío? De qué fortalezas dispongo?, Cuáles son mis lastres?, Qué nuevos aprendizajes necesito? Qué acciones tengo que poner en marcha? Y lo más importante, en qué Ser me tengo que convertir para desarrollar esas acciones que me llevarán a dónde quiero ir? Qué quiero Ser? y Cómo voy a conseguirlo? En qué tiempo? Qué medios necesito? Cuales son los resultados intermedios a los que me comprometo? Cómo los voy a medir? A quién necesito a mi lado? Con quién me comprometo a trabajar? Cuál es el beneficio para mi y para ellos? Qué me comprometo a hacer el mes próximo? Y la próxima semana? Y hoy? …..Sólo podemos contestar a estas preguntas si ya hemos estado allí.
Y si somos capaces de dar respuestas y de ir desarrollando las acciones que hemos definido y tenemos la constancia, ilusión y pasión que ello requiere, entonces podremos decir que estamos comprometidos con nuestro sueño y si hay compromiso es porque ha habido Visión, hay camino, hay transformación.

y así conversando y caminando fuimos encontrando las respuestas, definiendo los compromisos….. El brillo en nuestra mirada, la emoción en la voz.

Quien dijo que soñar es gratis? Soñar no es gratis, si te quedas en el sueño nos cobra con nuestro presente, perdemos el sentido del hoy, perdemos la guía para el mañana. Y tú, qué tienes? un sueño o una visión? No dejes que tus sueños sean sólo sueños.

“La vida es un sueño, hazlo realidad” (Teresa de Calcuta)

L@s maravillos@s chic@s de la Lanzadera. Comparte este link por favor

LanzaderaTodavía estoy impresionada y espero mantener esta sensación largo tiempo. Ayer tuvimos la suerte de compartir con un grupo de jóvenes en búsqueda activa, estos jóvenes participan activamente en el proyecto lanzadera de Sant Boi de LLobregat con el soporte inestimable de Ruth. Contactaron con nosotros en “busca de ayuda”, estaban interesados en conocer de primera mano cuales eran los requisitos que se tenían en cuenta a la hora de seleccionar un perfil, cómo es un proceso de selección por dentro, qué se valora en las empresas, etc… etc… Asistimos muy ilusionados, los contactos con Ruth habían sido de lo más interesante. Podéis adivinar que lo que pasó es que la ayuda nos la prestaron ellos a nosotros. Nosotros aportamos nuestro conocimiento y mucho cariño, es cierto, pero ellos nos aportaron filosofía de vida, Filosofía de Vida de la de verdad. Son personas que por circunstancias de la crisis no lo han tenido fácil en las relaciones laborales, pero…..alguien escuchó una queja? alguien oyó un reclamo al pasado? alguien sintió autocompasión? podéis creerme si os digo que estuvimos más de dos horas hablando de proyectos de futuro, pero proyectos con cara y ojos, yo qué quiero hacer y de qué habilidades dispongo para ello y en que me tengo que seguir formando y si esto no me sale ya he pensado que…. Ilusión, ganas, determinación, vibración, burbujas!

Y además una gran lección de equipo, los chicos de la lanzadera han descubierto que estando juntos tienen mucha más fuerza, que llegan mas lejos, celebran cada vez que alguno encuentra trabajo, animan a los que están haciendo entrevistas, a los que todavía no les ha llegado el turno, recogen a los que no van siendo seleccionados, les reaniman, comparten talleres, conocimientos, experiencia, altos y bajos, bajos y altos. Pero compartir de Compartir con mayúsculas. Han descubierto la fortaleza del grupo, han descubierto sus fortalezas a través de y con el grupo, han depurado sus miedos a través de y con el grupo. Y eso no significa que no les preocupe su situación o que se las vean fácil, significa que están dispuestos a seguir avanzando, que tienen su compromiso bien definido y van a por él con la mochila bien llena para el viaje, llena de todo lo que necesitan dispuestos a terminar con buen fin esta parte de la travesía.

Y allí pasamos la tarde…… aprendiendo lo que es mirar a la vida a la cara y sonreírle traiga lo que traiga con la confianza del que sabe que al final saldrá bien.

Os dejo el link de la página de las lanzaderas, merece la pena conocer estos proyectos y dar el apoyo que se pueda desde las posibilidades de cada uno.

A mi todavía me dura su sonrisa.

Gracias chic@s de la lanzadera por abrirnos vuestra casa!! 

http://www.lanzaderasdeempleo.es/presentacion

 

 

Pequeños – Grandes desencuentros

imageEs que no lo ves?, por qué estamos discutiendo?, No entiendo por qué me estas explicando esto ahora!?, Dónde quieres ir a parar? claramente estas equivocado, Vas muy perdida, A santo de qué?, Esto no es lo que habia pedido, Esto no es en lo que habiamos quedado, No es lo que había pensado, Demasiado tarde!, Cuanta mediocridad!, Es que no te enteras!

Cuántas veces a lo largo del día utilizamos estas u otras expresiones semejantes? A veces verbalizadas tal cual, a veces expresadas con gestos o miradas, a veces una combinación de todo. A veces sólo pensadas pero muy sentidas. En casa, en la oficina, en la cola del metro, comprando el pan… Cada día parece que hay una especie de confabulación en contra nuestro y decimos aquello de  “cuando vuelva a nacer quiero ser….”. Como dando por perdido que aqui y ahora podamos hacer nada para resolver estos pequeños-grandes desencuentros.

Cuando soy testigo de alguna de esta escenas, no puedo dejar de recordar la historia de aquel turista que visitaba Barcelona con un mapa que se terminaba en Paseo de Gracia con Diagonal y no podía llegar a la Sagrada Familia. Por más vueltas que le diera a su mapa, alli no estaba la Sagrada Familia, no podía llegar y no lo hubiera hecho si no hubiera preguntado, movido por su interés, él sabia que habia algo más, que algo le faltaba  y supo buscar, pero antes quiso  darse cuenta de que algo le faltaba, quiso buscar y al encontrar pudo completar su visita.

Cómo sabemos nosotros si nuestro mapa está completo? Cómo sabemos si se han producido cambios que afectan a nuestro mapa? Le hemos dado las coordendas al otro? y si sí qué coordendas le hemos dado? Conocemos el mapa del otro?

Nos movemos en el mapa de lo que hemos aprehendido, de lo que sabemos y con esa información nos movemos en nuestras relaciones, dando por sentado que todos tenemos el mismo mapa o uno muy parecido. Dando por sentado que tenemos las mismas perspectivas o muy parecidas, los mismos datos, la misma mirada. Pedimos, damos, actuamos, nos comprometemos, decidimos, en función de ese mapa. Incluso si no estamos atentos ,aprendemos desde nuestro mapa, porque el mapa es nuestra mirada es cómo vemos y nos situamos en el mundo, es cómo sabemos y podemos estar, el mapa es un tesoro en si mismo, pero está incompleto…… imagePodemos imaginar cómo sería si pudieramos completar nuestro mapa con el de los demás?  Si pudieramos ver y entender qué hay más alla de las fronteras de mi mapa?  Si pudieramos ampliar territorio, enriquecer la mirada. Quizás descubriéramos  un mundo de nuevas posibilidades, quizás aprendiéramos  otro lenguaje que nos pemitiera entendernos con el otro, quizas nos evitara más de un disgusto, mas de un desencuentro.

imageTanto el que ve el 6 como el que ve el 9 tienen razón y los dos lo ven con claridad, es la diferencia desde donde lo ven? Nadie puede negarle al rinoceronte pintor que su pintura es realismo puro, aunque nosotros no podamos verlo así. Si quieres ampliar tu mapa, tu mirada, te propongo que la próxima vez que te encuentres ante un desencuentro, recuerdes al turista con el mapa incompleto o a los matemáticos locos o al rinoceronte pintor y antes de enfadarte o pensar que el mundo se ha confabulado contra ti, puedas pensar, qué me está faltando? qué tengo la oportunidad de aprender?

Así poco a poco y una a una y entre todos , iremos juntando piezas de un mapa infinito.