Archivo de la etiqueta: #positivismo

Para qué tantas vueltas?

roundabout-429453_1280Ya sabéis, a estas alturas, que me encantan las conversaciones, en general casi todas, en especial las buenas. Con un buen café, una infusión, alrededor de la mesa, con una copa de vino o un gin tonic de esos que ahora están tan de moda (definitivamente tendré que aprender a prepararlos), paseando por la playa, al arropo de las estrellas.

A veces las buenas conversaciones se dan en los lugares más sorprendentes. En el tocador del baño, esperando el turno en la frutería, en la cola de embarque, entre dos paradas de metro o mientras te cosen un bajo del pantalón.

Son esas microconversaciones, micro por cortas que no por intensas. Esas entre desconocidos o casi, ésas que duran nada pero penetran. A veces pienso que es la Vida que se las apaña para hacernos llegar sus mensajes.

En una de ésas me vi yo la semana pasada, no me preguntéis en qué circunstancias porque hay cosas que sí o sí hay que guardar en la intimidad. Sólo os diré que la “conversante” llevaba una bata blanca. Y no me preguntéis cómo pero surgió el tema de los procesos de coaching. Bata blanca me explicaba que hacía ya unos años hizo un proceso, que realmente en aquel momento de su vida le fue fenomenal, pero que, como todo, llegó a su fin y el coach “le dio el alta” (argot del mundo de la medicina, nada que ver con el coaching). El coach le dijo que realmente él ya no podía hacer nada más por ella y que además estaba pasando por un mal momento. Bata blanca estaba impresionada y he aquí la mejor parte de la conversación: “Antonia, me quedé perpleja, realmente yo estaba fenomenal, lo que me impresionó es cómo alguien a quien yo consideraba de vuelta, un referente, experimentado, sereno…también tuviera sus momentos. Cómo es posible? Para qué entonces tantas vueltas? Si al final se vuelve a caer?”

Allí siguió ella con su reconocimiento y yo con su pregunta Para qué? Para qué si volvemos a tropezar?

Ya en la puerta de la consulta, le dije: “Bata blanca, no volvemos a tropezar, sí tropezamos de nuevo pero ya no más en el mismo lugar y sí caemos, claro que caemos, pero  de más alto y ya no tan hondo y, sin duda nos levantamos más rápido o seguimos el camino como podemos, porque sobre todo en él confiamos, de él nos hemos enamorado. En el recorrido de ser nuestra mejor versión, nos sentimos felices, nos sentimos plenos” Y sin más, nos despedimos hasta el siguiente año.

Mientras iba hacia casa recordé una reflexión de Mihaly Csikszentmihalyi (reconocido investigador de la psicología positiva, si no habéis leído su libro Flow, os lo recomiendo!) “La felicidad no es algo que sucede. No es el resultado de la buena suerte o el azar…No parece depender de acontecimientos externos, sino de cómo los interpretamos…Las personas que saben controlar su experiencia interna, son capaces de determinar la calidad de sus vidas, eso es lo más cerca que podemos estar de ser felices”

Recuerdo que Mihaly desarrollaba el concepto de experiencia óptima definiéndola como algo que hacemos que suceda.

Desde mi experiencia ese es el secreto, cuando tomamos las riendas, cuando somos los guionistas de la historia, cuando nos reservamos el papel de protagonistas. Cuando nos adelantamos, cuando no esperamos aletargados a ver que nos trae la vida, a ver si se pasa, a ver qué hacen ellos, a ver si lo dice, a ver si lo siente, a ver si lo entiende, a ver si lo entiendo, a ver si viene, a ver si se va.

Pero ay queridos! ser protagonistas no es gratuito. Ser protagonista implica primero conocerse, conocerse adentro, desprenderse de lo aparente, ser valiente, mirar de cara a los miedos, agarrarse a lo nuestro más auténtico, ser egoísta, ir contracorriente, no conformarse con lo establecido, escuchar al corazón, alinear con la razón, bajar las aguas bravas. Implica amarse incondicionalmente. Y como leía esta mañana en un precioso post de @merceroura (Vivir dos veces), aguantar las miradas de quienes no se atreven. Ser protagonista requiere de una pizca de locura, locura por la Vida.

Y es entonces que no nos importa caer, porque no es caída, no nos importa el mal karma, porque no es mal karma, es camino. No nos importa despeinarnos, porque nuestro pelo siempre hondea al viento, ni las magulladuras porque cicatrizan a besos. Abrazamos los desaires y los miedos propios y ajenos.

Para qué Bata blanca? Para dibujar el contenido de nuestra propia vida.

Os dejo con Green day y su Good Riddance  “it’s something unpredictable but in the end is right, I hope you had the time of your life !” (Es algo impredecible, pero que al final está bien. espero que hayas tenido el momento de tu vida) Gracias Marc por descubrirme esta canción!

Abrazos!

Photo credit: peonza pixabay

1st International Barcelona HR Conference

BarcelonaHoy ha sido otro gran día!

Hemos disfrutado de la primera conferencia internacional de RRHH en Barcelona, hemos disfrutado de grandes profesionales, porque aquí no toca decir grandes conferenciantes, que también lo son, pero lo son porque han compartido sus experiencias reales desde una profesión a la que aman, desde la generosidad del que sabe que lo tiene y que hay para todos, desde la grandeza de las personas que son.

No voy a hablar aquí del programa, ni de los temas tratados. Quiero hablar de la pasión e ilusión de la mujer que lo ha hecho posible, una mujer que cuando tiene una visión no para hasta hacerla realidad, mueve cielo y tierra, expande su ilusión, no se le puede decir que no, sería de locos perder esa oportunidad!! Sylvia. Hoy ha conseguido reunir a  profesionales de todo el mundo en un espacio de aprendizaje, compartiendo experiencias, vivencias, ha sido fantástico. Pero no es sólo eso…que ya es mucho…El ambiente era festivo, muchas caras conocidas, muchas otras por conocer, con la curiosidad de saber quienes éramos todos. Si, networking pero un networking diferente, risas, ilusión, encuentros y reencuentros, “oye conoces a tal, déjame que te lo presente, te presento a, uyyy cuanto tiempo, abrazos, te llamo!”

Veréis es que esto no siempre es así, y hoy ha sido así porque casi todos conocíamos a Sylvia y si eres amigo de Sylvia, eres mi amigo. Eso es un poder de convocatoria basado en un interés sincero por el otro y se ha notado, se ha notado en las ponencias, en la organización, en los espacios de networking. Y sabéis que hacia ella? increíble!! además de organizar todo esto, sin duda que con el apoyo de su equipo y mucha gente querida, durante todo el evento ha estado muy cerquita del escenario, pendiente de sus invitados, en la sombra, acercándoles el agua, mirándoles con cariño, acompañando, cuidando.

Sylvia sé que hoy para ti también ha sido un gran día, disfruta el sabor del trabajo bien hecho, disfruta de tus frutos, frutos de una carrera trabajada y ganada día a día. Confidencia a confidencia has tejido una red de confiabilidad que ya siempre te acompañará y ese ha sido el gran diferencial, sentirnos parte de esa misma red.

Y aunque hoy ya te he dado un par de achuchones, te dedico mi post que es lo más mío que tengo en agradecimiento por formar parte de esa red y como altavoz a todo el mundo que sepa que cuando hay visión, pasión y amor, se consiguen los sueños! y este ha sido mi mayor aprendizaje de hoy.

La Maza (S.Rodríguez) Si no creyera…

Si no creyera en la locura de la garganta del sinsonte si no creyera que en el monte se esconde el trino y la pavura. Si no creyera en la balanza en la razón del equilibrio si no creyera en el delirio si no creyera en la esperanza. Si no creyera en lo que agencio si no creyera en mi camino si no creyera en mi sonido si no creyera en mi silencio. que cosa fuera que cosa fuera la maza sin cantera un amasijo hecho de cuerdas y tendones un revoltijo de carne con madera un instrumento sin mejores resplandores que lucecitas montadas para escena que cosa fuera -corazon- que cosa fuera que cosa fuera la maza sin cantera un testaferro del traidor de los aplausos un servidor de pasado en copa nueva un eternizador de dioses del ocaso jubilo hervido con trapo y lentejuela que cosa fuera -corazon- que cosa fuera que cosa fuera la maza sin cantera que cosa fuera -corazon- que cosa fuera que cosa fuera la maza sin cantera. Si no creyera en lo mas duro si no creyera en el deseo si no creyera en lo que creo si no creyera en algo puro. Si no creyera en cada herida si no creyera en la que ronde si no creyera en lo que esconde hacerse hermano de la vida. Si no creyera en quien me escucha si no creeyera en lo que duele si no creyera en lo que queda si no creyera en lo que lucha. Que cosa fuera…

Qué vamos a hacer de nuevo?

Steve Fisher

Aterrizando, despues de unos dias de vacaciones, aquí estamos de nuevo, bueno en realidad no es así y sí, estamos aquí y estamos de nuevo pero no como repetición, nada es lo mismo, “estamos aquí y de nuevo”, por estrenar, por estrenar esta nueva etapa que empieza, asi lo veo, asi lo siento. Cambios esenciales, algo se ha estado cocinando a fuego lento, está casi listo, la mesa preparada, huele a rosquillas de azucar y canela… salivando… con la ilusión del juguete nuevo, el vestido por estrenar, las ganas de gritar al mundo que ya he llegado que este plato se está cocinando.

Han sido días de viaje por el mundo exterior y por el mundo interior. Os confieso, desconectada de todo tipo de noticias, dejando que la cocina siguiera su curso…sin aditivos.

Y es cierto que el primer recontacto con este mundo es casi para salir corriendo ( a dónde? ), Pujol, los ERE, las crisis de Israel-Palestina, Rusia-Ucrania, Ebola, Ferguson, Laredo, Robin Williams, Urdangarin al desnudo…

Muchos de vosotros ,al igual que yo, ya estais aterrizando o a punto. Vuestros wthasApp y demás mensajes asi me lo dejan saber y qué vamos a hacer de nuevo? alguno de vuestros mensajes tampoco es que sean de lo más animado: “A ver qué me espera, a ver qué se han inventado ahora,  a ver qué nuevo recorte han anunciado, cuándo es el siguiente puente?, ahí se quedó mi Puerto Viejo (con dos lagrimitas ilustrativas)….”

Como no puedo ser de otra manera, este verano también estoy con mis lecturas, en concreto ahora mismo me estoy enfrentando al libro de Joe Dispenza ” Deja de ser tu mismo”, por el título entendeis lo de que me estoy enfrentando, ahora lo abro, ahora lo cierro, nunca antes un libro me causó tanto respeto y es que ya en las primeras páginas va y dice: El hábito clave que puedes suprimir es el de ser tu, ver más allá de lo que sabes para saber cómo hacerlo….Dejar lo viejo y acoger lo nuevo parece fácil, pero dejar la vida a la que nos hemos acostumbrado y pasar a otra nueva es como un salmón nadando a contracorriente. Exige esfuerzo y francamente resulta incómodo….” con ese preámbulo quien es el valiente que se atreve al viaje!!  La reflexión clave para animarme a seguir haciendo el salmón es la que dice: “Podemos aprender y cambiar en un estado de dolor y sufrimiento o evolucionar en un estado de felicidad e inspiración. Vivir en un estado de supervivencia o vivir en un estado de creación…” Ah! que parece que hay una opción en la que el cambio sólo se produce cuando el dolor es superior al miedo y otra en la que uno, chino chano, va evolucionando, claro que con esfuerzo e incomodidades!! crecer siempre ha dolido o no os lo decían vuestras abuelas? pero parece , esta segunda, una opcion menos dolorosa y más libre, no creéis?

Y esa es la actitud que he elegido como colofón para este año 2014,  he vuelto al mismo sitio, pero vuelve a ser un sitio diferente, lleno de posibilidades, posibilidades de aprendizaje, de descubrimientos, de saborear, de agradecer lo que tengo, de seguir construyendo lo que sueño…subo rio arriba, sé que a contracorriente de lo que dice ser yo, sé que hay remansos, sé que hay muchos más salmones…huele a rosquillas de azucar y canela… vienes??

“Querer emprender una acción por el simple deseo de contribuir a la vida” (Rosenberg)

L@s maravillos@s chic@s de la Lanzadera. Comparte este link por favor

LanzaderaTodavía estoy impresionada y espero mantener esta sensación largo tiempo. Ayer tuvimos la suerte de compartir con un grupo de jóvenes en búsqueda activa, estos jóvenes participan activamente en el proyecto lanzadera de Sant Boi de LLobregat con el soporte inestimable de Ruth. Contactaron con nosotros en “busca de ayuda”, estaban interesados en conocer de primera mano cuales eran los requisitos que se tenían en cuenta a la hora de seleccionar un perfil, cómo es un proceso de selección por dentro, qué se valora en las empresas, etc… etc… Asistimos muy ilusionados, los contactos con Ruth habían sido de lo más interesante. Podéis adivinar que lo que pasó es que la ayuda nos la prestaron ellos a nosotros. Nosotros aportamos nuestro conocimiento y mucho cariño, es cierto, pero ellos nos aportaron filosofía de vida, Filosofía de Vida de la de verdad. Son personas que por circunstancias de la crisis no lo han tenido fácil en las relaciones laborales, pero…..alguien escuchó una queja? alguien oyó un reclamo al pasado? alguien sintió autocompasión? podéis creerme si os digo que estuvimos más de dos horas hablando de proyectos de futuro, pero proyectos con cara y ojos, yo qué quiero hacer y de qué habilidades dispongo para ello y en que me tengo que seguir formando y si esto no me sale ya he pensado que…. Ilusión, ganas, determinación, vibración, burbujas!

Y además una gran lección de equipo, los chicos de la lanzadera han descubierto que estando juntos tienen mucha más fuerza, que llegan mas lejos, celebran cada vez que alguno encuentra trabajo, animan a los que están haciendo entrevistas, a los que todavía no les ha llegado el turno, recogen a los que no van siendo seleccionados, les reaniman, comparten talleres, conocimientos, experiencia, altos y bajos, bajos y altos. Pero compartir de Compartir con mayúsculas. Han descubierto la fortaleza del grupo, han descubierto sus fortalezas a través de y con el grupo, han depurado sus miedos a través de y con el grupo. Y eso no significa que no les preocupe su situación o que se las vean fácil, significa que están dispuestos a seguir avanzando, que tienen su compromiso bien definido y van a por él con la mochila bien llena para el viaje, llena de todo lo que necesitan dispuestos a terminar con buen fin esta parte de la travesía.

Y allí pasamos la tarde…… aprendiendo lo que es mirar a la vida a la cara y sonreírle traiga lo que traiga con la confianza del que sabe que al final saldrá bien.

Os dejo el link de la página de las lanzaderas, merece la pena conocer estos proyectos y dar el apoyo que se pueda desde las posibilidades de cada uno.

A mi todavía me dura su sonrisa.

Gracias chic@s de la lanzadera por abrirnos vuestra casa!! 

http://www.lanzaderasdeempleo.es/presentacion