Archivo de la etiqueta: #propositodevida

Maldito escarmiento!!

lluvia-rain-guatemala-389071-oMaldito escarmiento!! Sutil, sibilino, nocturno, constante. Cobardemente, sin dar la cara, por la espalda, va devorando al ánimo, bocadito a bocadito, insaciable, hasta que no quede nada. Como el chirimiri, que no moja pero va empapando hasta calar los huesos, el escarmiento cala al alma.

Estoy convencida de que el escarmiento es el saboteador principal de nuestra mejor versión, de nuestros sueños, metas, ilusiones… incluso por delante del miedo quien, sin embargo, se lleva la fama.

No es fácil, pero hoy lo vamos a desenmascarar. Cuanto menos vamos a conocerlo mejor, para poder oír sus pasos, para detectar que está cerca, acechando a su presa.

Seguir leyendo Maldito escarmiento!!

Enséñame Vida

image

Salir mejor de lo que entré
Esa es mi meta en la Vida
Atreverme
Retarme
Amarme
Amarte
Sentir:
El viento en la piel
Las caricias del agua
El calor del sol
El misterio de la luna
La magia de los desiertos
Las aristas de las rocas
Las espinas de las rosas
La soledad del destino
El bullicio del camino
El fuego de la pasión
El aroma de las esencias
El sabor de las especias
La inmensidad del amor
La intensidad del desgarro
La tristeza del vacio
La serenidad del equilibrio
La libertad de la nada
El compromiso del todo
El vértigo de no saber
La sabiduría de Ser
……..
Atreverme
Retarme
Amarme
Amarte
Sentir
Enséñame Vida
Que no quede recodo sin descubrir
Que no quede emoción sin vivir

Embrujo para la noche de San Juan

thumb-2Ya hace días que los petardos nos lo están anunciando y por fin hoy ya es la tan esperada noche de San Juan, una noche mágica, una noche embrujada. Celebrada en numerosos rincones del mundo, unos días antes o unos días después, todos alrededor de las hogueras, alargando el dia, acortando la noche.

Recuerdos de mi infancia cuando en cada barrio, en cada esquina se amontonaban los muebles viejos, todo lo que pilláramos con potencial de arder, los más mayores apilando, los más pequeños animando; los nervios en el momento de encender la hoguera, a ver qué llamas llegaban a las estrellas. El olor a la madera quemada, los gritos, los cantos, los petardos. Saltando por encima de los fuegos, bombeando la sangre, liberando lo más salvaje, fusionándose en el arder del fuego, el arder del corazón. Años más tarde, hogueras en la playa, al olor a madera quemada se unía la brisa del mar, peculiar maridaje, habaneras de fondo, un traguito de ron, caída de ojos…arder del corazón.

Diferentes noches, diferentes celebraciones, todas llenas de magia, embrujo, misterio. El que provoca la fuerza del fuego.

Ayer noche delante de mi té, mientras venían a mi memoria los recuerdos de esas noches de San Juan, me propuse que esta noche voy a hacer algo mágico también, algo en lo que os propongo me acompañéis. He escrito una carta-lista con aquellas cosas que hasta esta noche me han acompañado pero que ya no necesito, agradeciéndoles su compañía, su apoyo y soporte durante estos años, pidiéndoles mi libertad, solicitando mi mayoría de edad, desde el amor les digo que ya no las necesito más, desde el amor me despido y solicito dejen espacio, espacio para esas otras cosas que hoy necesito y que no podían llegar o llegando no se podían quedar. A estas otras cosas les doy las gracias por la paciencia en la espera, por la insistencia en llegar, por jamás abandonar, por su resiliencia, por su voluntad, por su amor, por su querer estar. A estas cosas les digo que ya en mi estancia hay cabida, que ya limpia la casa, les espera su lugar, que ya serán bien recibidas, que ya es su momento, que ya tienen su lugar. Y hoy, cuando las llamas estén altas, cuando el arder del fuego se confunda con el del corazón, en un acto simbólico, en un acto mágico voy a quemar la carta. Y en ese momento se fusionarán todas las noches de San Juan de mi vida y todas las que estén por llegar, en ese momento la emoción será sólo una, la que provoca el arder del fuego, la que provoca el arder del corazón, la que te lleva lo lejos que tu quieras recorrer.

Feliz noche de embrujo, feliz noche de San Juan, feliç nit de Sant Joan!

“Levántate, ponte en pie y levanta las manos,
bienvenido a la otra tierra de los soñadores,
hermanos, hermanas, otros,
sí, estamos que nos salimos.”
(Gavin DeGraw-Fire)

Photo credit:Europapress

Piel fina

file000937628092-2Soy de Piel fina

Nadie se lo cree, al menos nadie que me conozca de entonces, porque he batallado mucho, quizás no más que otros, pero mucho, no es necesario comparar, es como yo lo siento. Mucho en lo personal y mucho en lo profesional y tengo mucho de lo que nadie me puede quitar, por lo que siento gratitud, básicamente gratitud y ternura, mucha ternura por quien estuvo allí porque siento que hoy no podría estar, al menos no de la misma manera hoy… Hoy tengo la piel mucho más fina…

Una tarde delante de un café le hice este mismo comentario a un amigo y me dijo: Antonia no digas tonterías cómo una fortaleza puede ser una debilidad! Y con esa reflexión me fuí. Cómo una fortaleza se puede convertir en una debilidad? Se me ocurrieron unas cuantas respuestas, una fortaleza se convierte por definición en una debilidad cuando se abusa de ella, ya lo sabemos ningún extremo es bueno. Pero no era ese el matiz, lo que él me quiso decir o eso yo entendí, es que si fui “buena” en algo como va a ser que hoy que soy más mayor, tengo más experiencia, más formación, no lo sea? Si pude afrontar con “valentía” y “determinación” aquellas circunstancias cómo puedo decir que hoy no sería capaz?

Hoy ya tengo respuesta a eso y el mérito es de la vulnerabilidad, si mérito! Mérito porque es cierto, hoy soy más sabia, sabia es la palabra, porque no es que tenga más conocimientos, que también, (disculpad pero hace tiempo que no tengo abuelas, ni madre) es que sé mejor qué hacer con él; sabia porque me escondo menos, sabia porque pongo más conciencia, sabia porque aunque dé miedo y duela me estoy dejando salir, quitando capa a capa, capas de inconsciencia, capas de automatismos, de barniz, capas de lo que se espera, de lo que es “correcto”, de lo que tiene que ser, de lo que toca, de lo que pesa… Mi piel está mas fina, casi como la de un bebe, piel fina, a flor de piel, más vulnerable, más auténtica, para lo bueno y para lo malo, aunque ya os digo que hay más bueno que malo.

Porque no hay que equivocarse, tener la piel fina, ser vulnerable no es ninguna debilidad, menos una cobardía o una sensiblería. Es integrar vida, es añadir el ingrediente de la humildad, de saberse expuesto a los avatares, de aparcar la prepotencia de poder con todo, de la utopia del control, de asumir tus límites para poderlos ampliar de verdad. Reconocerse vulnerable, es declararse presente, a lo que venga y …a ver quien es el valiente! porque a mi no hay día que las piernas no me tiemblen…

Es como haber aprendido un nuevo lenguaje, la permeabilidad es lo que tiene, que fluye, transmite, enseña. Cosas que antes no podía ver, no podía sentir, menos entender o no sabia que hacer con ellas, hoy son transparentes o semi tampoco vamos a exagerar que todavía queda mucho por andar. Es como si lo complicado se hubiera tornado más sencillo, a la vez que más intenso. Es sentir que ya no tengo que batallar que si estoy aquí es porque tiene un sentido, que si no simplemente no podría estar, ni podré, ni querré, ni es posible, porque de ser ya no sería yo, sería de nuevo una programación. Y sí hoy cuando me cabreo me revientan las vísceras, cuando estoy triste se me rompe el corazón en mil trizas, cuando estoy cansada estoy muyyy cansada, cuando siento vértigo todo me da vueltas. Cuando sonrío…cuando sonrío sé que soy puro vibrar, en una vibración expansiva con todo y sin más. Cuando abrazo… siento al mismo universo rodeándonos…con sus infinitos lazos.

Hoy percibo el más mínimo movimiento del suelo y esa es mi valentía y mi determinación, soy buena porque soy yo. Y como buena emocional que soy, como dice mi querida Esther, tengo que decir las cosas para sentirme bien y sobre todo para quitarme otra capa, para descubrirme un poco más, para comprometerme mucho más hasta llegar a la última, cuando pueda ser…será.

Y si, claro que tengo mucho miedo, pero ninguna duda.

Un abrazo!

Photo credit: morguefile- espalda

Tengo cero posibilidades, ninguna

Li shows his paper sculpture work, which is made of 6,000 pieces of paper, while raising it at his studio on the outskirts of BeijingAntonia, seamos realistas, tengo cero posibilidades, no tengo, no existe, no veo posibilidad alguna, ni siquiera una entre un millón…, ni siquiera una…

Pero…si no tienes posibilidades, no tienes opciones, no tienes libertad, no hay decisión que tomar. Cautivo, prisionero, atrapado, negado, anulado, aniquilado. Historia terminada, sueño archivado, alas cortadas… Me entristece que digas eso… Cómo era el título de aquella película?… no recuerdo… lo que nunca olvidaré será esa frase: “hay infinitos números entre el 0 y el 1”, me impactó! Siempre que había pensado en el infinito lo había imaginado enooorme, infinito!!, algo que no cabe en ningún lugar…y sin embargo entre el 0 y el 1 también existe el infinito, en algo tan minúsculo, existe una infinidad de posibilidades.

Entonces… cómo va a ser que ni tu ni nadie, tenga ninguna? Somos millonarios en posibilidades! Todos lo somos, nuestro sentido como seres humanos es manifestar una vida de posibilidades infinitas, nuestro diseño incluye de serie infinitas opciones, infinitas posibilidades. Si del 0 al 1 las hay… cuántas existen hasta el infinito? Ante semejante revelación… cómo vas a anular voluntariamente tu libertad? Cómo vas a aceptar que no existe nada mas?

Todo es posible, nada es realidad, nada, hasta que decidimos actuar y es decidiendo y actuando que construimos nuestras historias y puede ser una historia de pobreza o una historia de generosidad. Si decido que no tengo ninguna posibilidad y en consecuencia actúo, estaré siendo pobre para conmigo misma; si confío en la existencia de la infinidad de posibilidades y en consecuencia actúo, será una historia de generosidad conmigo misma, porque me habré dado la oportunidad, me habré reconocido mi libertad, mi legitimidad, mis posibilidades, desde la confianza y el amor, desde la generosidad. En cada paso del camino escribimos nuestra historia al decidir qué posibilidad explorar, siempre elegimos y eligiendo vivimos. Elegir que no tenemos posibilidades, también es una posibilidad…pero a dónde nos lleva?

Los pensamientos, las creencias que nos anulan, son una trampa mortal. Nuestros sueños y deseos son ventanas hacia el futuro de lo que “podría ser”. Nos permiten evolucionar en la vida y siempre los deberíamos respetar, no estamos aquí sólo para sobrevivir, estamos para evolucionar, para ser nuestra mejor versión y eso sólo se consigue siguiendo lo que se mueve en nuestro corazón. Haciendo caso a nuestros instintos y corazonadas que son como estallidos de entendimiento que revelan verdades sobre nuestra realidad y las experiencias que estamos creando. Son nuestro sistema de navegación interno que nos ayuda guiándonos y dirigiéndonos a través de nuestras vidas.

Ante cualquier pensamiento o creencia que nos atrape lo primero es preguntarnos, si nos cierran o nos abren posibilidades. Y si la respuesta es que nos cierran posibilidades, hay que cambiar de emisora! Cómo? Imaginando, visualizando como sería si fuera como realmente quieres, imagina cada detalle posible: visiones, sonidos, colores, olores, etc. Visionándote a ti mismo en las imágenes mentales. Imaginando los resultados finales, sintiendo las emociones de lo que deseas lograr. Quédate en esa emoción , quédate ahí y actúa desde ahí, desde el reconocimiento de todas nuestras posibilidades, desde el respeto a lo que queremos, soñamos, anhelamos, desde el respeto a nuestras capacidades.

Esto no es una locura, lo creo firmemente, aunque confieso que no domino la práctica! Mira muchos atletas de élite usan ya las técnicas de visualización como parte de su entrenamiento. En uno de los estudios más conocidos de Visualización Creativa en los deportes, científicos rusos compararon los horarios de entrenamiento de cuatro grupos de atletas olímpicos:

  • Grupo 1 – 100% entrenamiento físico
  • Grupo 2 – 75% entrenamiento físico y 25% entrenamiento mental (visualización)
  • Grupo 3 – 50% entrenamiento físico y 50% entrenamiento mental (visualización)
  • Grupo 4 – 25% entrenamiento físico y 75% entrenamiento mental (visualización)

Quién crees que se desempeñó mejor? El Grupo 4! Con 75% de su tiempo dedicado a la visualización, logró el mejor desempeño! Hoy en día ya no se discute la importancia de este aspecto en el deporte, por qué no intentarlo en nuestras vidas?

Dime, qué puedes hacer hoy que hará que tu futuro sea mejor de lo que hubiera sido sin ninguna posibilidad? Entre el 0 y el 1 hay infinitas posibilidades… Seguro que tu no tienes ninguna?