Archivo de la etiqueta: #visión

Mi mejor deseo para ti

2015 new years illustration with christmas ballsNo sé cómo ha sido! Ni cómo ha podido ser tan rápido…vuestras felicitaciones me han despertado…ya está aquí de nuevo la navidad y ya se acaba el año. A punto de iniciar otro…me pregunto…va a ser otro más? Dejo la respuesta para el final, así la voy pensando, la voy sintiendo, la voy cuajando.

En el 2014 he aprendido que estar comprometido no es estar obligado, que la exigencia nada tiene que ver con la excelencia, que una buena conversación a tiempo salva relaciones, que una petición bien hecha alivia al corazón, que atreverse no es de valientes, que ser vulnerable no es de débiles, que ser curioso no es de mala educación, que ser generoso no trata sólo de dar y tiene mucho de recibir, que de sentirse culpable no se aprende, que lo propio no excluye lo contrario sino que son complementarios, que para tener hay que soltar y sólo se tiene lo que se da, que las renuncias no existen, que es bonito mirar atrás, que los sueños requieren de mucho esfuerzo y de andar, que no se trata de intentarlo sino de hacerlo, que al final saldrá bien y si no es que no es el final, que en la mochila además de mucho amor se necesita dosis de tristeza, de ira y de miedo, que sin humildad no hay aprendizaje, que sin ti…no puedo ser yo, que el amor si es sincero no se rompe. He aprendido lo bonito que es entender.

En conclusión, no puedo más que sentir agradecimiento y celebrar.

Sí, mi respuesta es sí, me gustaría que el 2015 fuera un año más, un año más de aprendizajes, un año más de sentir la vida en su plenitud, con sus luces y sus sombras, un año más de descubrir y compartir, de acercarme a la mejor versión de mi.

Llegar a ser lo que somos es el mayor y más trascendente acto de amor y éste es mi mejor deseo para ti para el 2015. Gracias por aparecer, gracias por quedarte.

A donde sea que yo esté,
tu corazón alcanzaré
y una sonrisa en tu mirada pintaré,
no habrá distancia entre los dos,
al viento volaré mi voz,
con mis deseos a tu alma llegaré.
Feliz Navidad, próspero año y felicidad.

Qué es lo que hace que?

trampolin_0110Todavía recuerdo aquellos veranos de campamentos en Mal Pas durante mi adolescencia, allí nos juntábamos jóvenes de toda España dispuestos a pasar dos semanas de locura, dispuestos a probar nuestros limites, con ganas y curiosidad de conocer nueva gente, con ganas de verano y diversión! Risas, deportes al aire libre, música, baile, flirteos, nuevas amistades, noches al raso, días al sol y el mar, el mar siempre de fondo, ese mar mallorquín tan pronto azulado, tan pronto verde intenso, tan pronto gris, pero siempre transparente, cristalino. Y no es que sienta añoranza, si mucha ternura cuando me remonto a aquellos tiempos, pero no añoranza. La cosa es que cuando estaba reflexionando sobre ” Qué es lo que hace que” me ha venido la imagen de aquel trampolín, Dios, todavía puedo sentir el hormigueo en el estómago, a quién se le ocurrió? Quién lo puso allí? de verdad era necesario? Nadie nos obligaba a tirarnos, pero ya sabéis cuando uno es adolescente lo que menos dispuesto está es a “hacer el ridículo” entre los suyos…. Y allí que iba yo andandito hacia el precipicio, todavía hoy pienso que aquello no era nada seguro, sabéis cómo se movía? Madre mía, conforme me acercaba a la punta aquello no dejaba de temblar o… eran mis piernas? Siempre he sido un poco redondita y eso, a mi modo de ver de entonces, tampoco ayudaba en absoluto! y no había lugar donde poderme agarrar y no había lugar por el que escapar… y llegué al borde y allí a lo leeeejos estaba mi querido mar, bajó la marea? Qué marea! Aquí no hay mareas, tira ya! Venga Antoñita que no pasa nada, es muy divertido, tírate ya, no lo pienses más! Sólo es difícil la primera vez, te gustará! El corazón a mil, me empezaba a marear, si lo pudiera evitar…Una, dos y tres…doble salto mortal! Que no, que me tiré “de pies” pero para mí fue como un doble mortal, caía y caía y no dejaba de caer, han quitado el agua? Para qué me tapo la nariz si no hay agua? Y allí que tocaron mis pies, agua fresca, subidón, adrenalina por todos los poros, salitre en las venas, los peces que me hacían la ola, pulpos, caballitos y estrellas de mar aplaudiendo, el cap roig salió corriendo aletas para que os quiero. Y se produjo el milagro, aquello me había gustado! Y corriendo para arriba ahora de bomba, ahora de cabeza, ahora del derecho, ahora del revés. Qué es lo que hace que nos tiremos del trampolín o que nos quedemos al borde, a medio camino o al inicio?
Cuando nos encontramos en los límites de lo conocido, de nuestra querida zona de confort, justo allí en el límite, actúan sobre nosotros dos fuerzas contrapuestas. Una que nos estira hacia adentro “Dónde vas loca? Ni se te ocurra moverte de aquí que a saber qué habrá por allí, quieta! Ni un paso más!”. Otra que nos estira hacia afuera “Mira! qué será aquello que brilla allá a lo lejos? Vamos a verlo, corre que parece que se va y no tendremos otra oportunidad!” y allá que se enfrascan las dos en una larga conversación sin final. Es peligroso dice la una, es curioso dice la otra. Arriesgado, enriquecedor; desconocido,  pero esa es la gracia no? Descubrir cosas nuevas, aprender. Ya sé bastante, no necesito saber más, además lo único que puede pasar es que me pierda y que pierda lo que ya he conseguido. Pero qué dices? Si ya has estado aquí millones de veces y nunca pasó nada malo, siempre es lo mismo eres un tostón, todavía no has aprendido? Acuérdate después te gusta y te sientes orgullosa. Ya, ya pero tanto ir el cántaro a la fuente…para qué queremos más? quien mucho abarca… la última vez tuvimos suerte, casi la fastidiamos si no hubiera sido por la intervención del equipo la cagamos. Qué dices! Ya sabíamos que el equipo estaría allí para lo que necesitáramos a ver si va a ser que ahora me he vuelto loca, ya me tienes cansada siempre poniendo pegas, me tienes ahogada, cuando vas a reconocer mi capacidad? Cuando me vas a legitimar? Ya estamos con que si la abuela fuma, que tendrá que ver! Ya estamos con lo emocional, que yo no digo que no tengas capacidad ni un lugar en el mundo, que lo que digo es que los experimentos con gaseosa, dices que te sientes ahogada y yo? Cómo crees que me siento? AGOTADA!
Y así pueden estar días y noches, noches y días y nosotros enredados en ese baiben. Miedo y atrevimiento nos mantienen en un estado que a mi me gusta lamar de puerta giratoria, mucho esfuerzo para estar en el mismo lugar y me pregunto qué es lo que finalmente nos hace salir, reaccionar? Desde mi experiencia hay dos cosas que me han ayudado a avanzar, dos fuerzas motoras muy diferentes son las que me han sacado de la centrífuga. Cuando el dolor es superior al miedo y cuando mi Creer es superior al miedo.
Mucho y muy mal se habla del miedo, los que me leéis con mayor frecuencia ya sabéis que yo le tengo mucho cariño a mi miedo a ese que me cuida, que me advierte, me protege, que hace que me prepare, que esté despierta, que no me tire del trampolín si no hay agua. Como bien describe Noberto Levy, el miedo es una valiosísima señal que indica una desproporción entre la amenaza a la que nos enfrentamos y los recursos con los que contamos para resolverla. Por tanto es importante dedicarle tiempo y esfuerzo a desarrollar los recursos necesarios para afrontar esa “amenaza”. Lo chungo, si me permitís la expresión, es cuando ese desarrollar recursos se convierte en abono de saboteadores, nunca nos parece suficiente, ni suficientemente bueno, ni buen momento, ni tan siquiera momento… Se convierte en puerta giratoria y las conversaciones internas empiezan a volvernos locos, la desesperación aparece, la tristeza anida, el desánimo  acampa , nos sentimos agotados, sin energía, sin ganas, cubrimos las responsabilidades como podemos, en automático, en ocasiones hacemos abandono de las mismas, poniendo en verdadero riesgo todo aquello que en realidad amamos porque debido a la falta de energía se torna carga, obligación y trampahasta que un día cuando crees que habías tocado fondo sigues cayendo en barrena! Pero qué es esto? Todavía hay algo más allá abajo? Y sigues bajando… O el milagro ocurre, el dolor supera al miedo y una reacción que surge de muy adentro nos hace reaccionar, es la pulsión de vida que grita “fuera de aquí! No aguanto mas!” Y sales corriendo en la única dirección posible en ese momento, hacia arriba y hacia adelante. Y sales, pero sales dolido, muy dañado, exhausto, demacrado, asustado por ver donde has estado…Feo verdad? Hemos salido, pero cual ha sido el precio? Seguro que no hay otro camino mas que aguantar hasta que el dolor supere al miedo?
Cuando estoy allí en la frontera, escuchando a mi miedo, escuchando a mi atrevimiento, siempre visiono aquel trampolín, noto el hormigueo en el estomago como si estuviera a punto de saltar, puedo sentir el temblor en las piernas, el olor del mar y me pregunto,” En que crees? Qué es lo que te haría saltar? Cual es el sentido de todo esto? Para que no vas a saltar? Y para que vas a saltar? Y es entonces, cuando mi creencia es fuerte, cuando visiono el para que de saltar, cuando visiono lo que puedo ganar, cuando acepto lo que voy a arriesgar y siento que me da igual, que el para que de saltar merece el riesgo de todo lo demás porque es donde me siento viva, donde me siento vibrar, donde soy la mejor versión de mi misma y eso es lo que hace que.
En mis experiencias vitales he probado de todo, quedarme en la puerta giratoria, hacerme amiga de la tristeza esperando la presencia del dolor e impregnarme de mis creencias. Creedme nada como lo último, cuando esa pulsión surge, cuando confías en ti, en tus recursos, en los demás que te acompañan, en aquello en lo que crees y por lo que merece la pena.  No hay salto seguro, no hay garantías, no hay red, más que la red de honrar nuestras creencias y valores, la coherencia de actuar conforme lo que pensamos y amamos, podeis imaginar mejor red?
Cuántas veces saltamos buscando la adrenalina de la vida en lo físico, saltamos al vacío, en las montañas rusas, en las caídas libres, puenting, paracaidismo, trampolines…. Nada tengo que objetar, pero y qué pasa con lo nuestro? Para que no nos atrevemos a saltar? A qué vas a esperar? En tu caso qué es lo que hace que?

un abrazo!

Tengo miedo, pero ninguna duda

cq5dam.thumbnail.624.351Antonia, claro que tengo miedo, tengo mucho miedo, pero….no tengo ninguna duda.

Hacía mucho tiempo que no nos veíamos y nos teníamos muchas ganas, una cena improvisada, las circunstancias habían jugado a nuestro favor, las circunstancias y las ganas de volver a vernos, lo primero un gran abrazo, sin palabras, risas nerviosas, cuéntame, dime, y esto y aquello… otro abrazo, otra sonrisa, sobre todo la sonrisa de la mirada.

El camino de nuestros sueños. Tengo miedo, tengo mucho miedo, pero no tengo ninguna duda.

El camino de los sueños es un camino transformacional, no es un camino fácil cuando se está recorriendo. En fase de diseño todo es perfecto, como debe ser! es de lo que nos debemos impregnar, del aroma del sueño, del sabor de la conquista, de la alegría de vernos allí, de la satisfacción de la decisión tomada. Si vais a iniciar vuestro viaje, quedaros unos días en remojo en esa fase, impregnaros de todo eso que os ha decidido a iniciarlo, que no pueda salir nunca más de vuestra piel. Impregnaros porque es ese aroma el que os seguirá animando, el que os ayudará a tomar las decisiones con el objetivo en el horizonte, cuando el horizonte se difumina en la dificultad del presente.

Valga la comparación, con el camino de los sueños pasa como con los embarazos… todo el mundo te cuenta la parte romántica, el estar creando una vida, el sentir cómo se crea esa vida día a día.. pero nadie te explica de entrada las molestias, las nauseas, los cambios físicos, los cambios de humor, la ciática, …las almorranillas… y nadie lo explica porque al final lo que prima es que se crea una vida. En el camino de los sueños también creamos una vida nueva, un nuevo ser que es aquel en el que nos tenemos que convertir para hacer realidad nuestro sueño. El camino de los sueños es un camino de vida, no hay duda, un camino fascinante cuando sentimos esa nueva vida, pero un camino también doloroso un camino de cambio, de pérdidas y encuentros y lo mejor es saberlo y estar preparado para de ninguna manera renunciar a esa nueva vida, a ese nuevo Ser. Tengo miedo, tengo mucho miedo, pero no tengo ninguna duda.

Ocurrirá que encontrarás situaciones especialmente doloras en el viaje que, desde mi experiencia, sólo son salvables gracias al aroma de mi sueño y, por supuesto a esos otros nuevos “locos” que el camino pone en tu vida y que visten la misma esencia, el mismo aroma. Así especialmente doloroso es cuando tu amigo del alma te mira con mirada de “ya no te conozco”, cuando tu le miras con mirada de “dónde estás te necesito”, pero no encuentras sus ojos porque se quedaron en otro lugar al que tu ya no volverás. Especialmente doloroso es cuando miras hacia atrás y aunque sea con agradecimiento, orgullo, sin rencores… sabes que a esa parte no volverás jamás, sabes que tu pasado, tu bagaje, tu patrimonio profesional…ya no sirven para ese nuevo lugar. Sirven las experiencias acumuladas, sirve la sabiduría, no estarías donde estás sin lo que fuiste una vez… no hubieras podido emprender el viaje sin lo que ya sabes…pero ya no servirá de la misma manera para la que lo solías utilizar. Especialmente doloroso es cuando tienes que dejar algo para poder coger aquella otra cosa que necesitas para tu viaje y sí, son elecciones, pero también renuncias, duelos, despedidas, te aviso…no son fáciles. Especialmente doloroso es arrancarse todas esas máscaras, cuando descubres eso, que sólo son máscaras y sabes que te expones…Especialmente doloroso es cuando ves la envidia en su mirada, sientes el frío en sus manos, hueles su miedo en la distancia…

Y hubieras dejado tu camino por evitar todo esto? Nos hemos preguntado… y de nuevo la sonrisa y el brillo en la mirada. Para nada!! Ha sido un unísono, inundación de carcajadas!!

Hoy sé mejor quien soy, sé lo que no quiero, sé lo que quiero conservar, sé a quien quiero a mi lado, sé con quien ya no podré estar, sé lo que ya no volveré a hacer y sé por lo que quiero respirar… si soy sincera no sé si “lo” conseguiré, pero eso ya casi me da igual.

El camino me va demostrando que aquello que deba permanecer, permanecerá, que aquello que deba desaparecer, desaparecerá y lo hará porque ya no tendrá sentido en ese lugar, ya no podrá ser, ya no podrá estar y me dolerá y me despediré para poder acoger lo nuevo que necesito ser, para poder acoger a esa nueva vida que se está fraguando en mi Ser.

Y en eso suena lo nuevo de Fito… “No encontrar el equilibrio y agarrarse…lo contrario de vivir es no arriesgarse.. o quien sabe qué…” y después Bumbury! “…Respira y bébete el aire ya no hay nadie que te lo pueda quitar, olvida no importa que digan si no es alimento que se lo lleve el viento…hoy te sientes distinto porque eres distinto…permanecía oculto en ti y ahora está tan claro, es un día soleado y no hay confusión…” Manolo García? “ Tuve que cruzar el puente, sentarme a descansar al sol, negarme a resbalar por la pendiente, volver a encontrar color…Y es mejor sentir que pensar, sentir es mejor…” Y allí que saltamos bailando como locos porque en este camino es mejor sentir que pensar, sentir es mejor.

El camino de los sueños, es un camino de vida y sí, tengo miedo, tengo mucho miedo, pero ninguna duda.

 

Un abrazo! (Bso Ma)

1st International Barcelona HR Conference

BarcelonaHoy ha sido otro gran día!

Hemos disfrutado de la primera conferencia internacional de RRHH en Barcelona, hemos disfrutado de grandes profesionales, porque aquí no toca decir grandes conferenciantes, que también lo son, pero lo son porque han compartido sus experiencias reales desde una profesión a la que aman, desde la generosidad del que sabe que lo tiene y que hay para todos, desde la grandeza de las personas que son.

No voy a hablar aquí del programa, ni de los temas tratados. Quiero hablar de la pasión e ilusión de la mujer que lo ha hecho posible, una mujer que cuando tiene una visión no para hasta hacerla realidad, mueve cielo y tierra, expande su ilusión, no se le puede decir que no, sería de locos perder esa oportunidad!! Sylvia. Hoy ha conseguido reunir a  profesionales de todo el mundo en un espacio de aprendizaje, compartiendo experiencias, vivencias, ha sido fantástico. Pero no es sólo eso…que ya es mucho…El ambiente era festivo, muchas caras conocidas, muchas otras por conocer, con la curiosidad de saber quienes éramos todos. Si, networking pero un networking diferente, risas, ilusión, encuentros y reencuentros, “oye conoces a tal, déjame que te lo presente, te presento a, uyyy cuanto tiempo, abrazos, te llamo!”

Veréis es que esto no siempre es así, y hoy ha sido así porque casi todos conocíamos a Sylvia y si eres amigo de Sylvia, eres mi amigo. Eso es un poder de convocatoria basado en un interés sincero por el otro y se ha notado, se ha notado en las ponencias, en la organización, en los espacios de networking. Y sabéis que hacia ella? increíble!! además de organizar todo esto, sin duda que con el apoyo de su equipo y mucha gente querida, durante todo el evento ha estado muy cerquita del escenario, pendiente de sus invitados, en la sombra, acercándoles el agua, mirándoles con cariño, acompañando, cuidando.

Sylvia sé que hoy para ti también ha sido un gran día, disfruta el sabor del trabajo bien hecho, disfruta de tus frutos, frutos de una carrera trabajada y ganada día a día. Confidencia a confidencia has tejido una red de confiabilidad que ya siempre te acompañará y ese ha sido el gran diferencial, sentirnos parte de esa misma red.

Y aunque hoy ya te he dado un par de achuchones, te dedico mi post que es lo más mío que tengo en agradecimiento por formar parte de esa red y como altavoz a todo el mundo que sepa que cuando hay visión, pasión y amor, se consiguen los sueños! y este ha sido mi mayor aprendizaje de hoy.

De verdad sigues pensando que es sólo una cuestión de tiempo?

 

image“Mira Antonia, entiendo lo que me dices y me gustaría, sabes que es mi prioridad, pero es que no tengo tiempo, es imposible. A lo mejor es que no me organizo o soy torpe o lento….. no sé qué decirte, pero lo cierto es que no me pongo porque sé que no podré terminarlo o me costará el despido o el divorcio o las dos cosas y seguro que la salud…. Si de mí dependiera, iría a por ello… tú lo sabes! El problema es que no tengo tiempo. Te envidio, no sé cómo llegas a todo… Aunque lo cierto es que tú lo tienes mejor…”

Yo lo tengo Mejor?? Más fácil quieres decir??… (Por qué cuando alguien hace algo diferente resulta que es que lo tiene más fácil que el resto??…Uno, dos, tres, cuatro…diez)

Verás, puedo estar de acuerdo en que el tiempo es un recurso escaso y absolutamente diferente de todos los que estamos habituados a manejar. Es un recurso inelástico, indispensable, insustituible e inexorable. Pero además es igualitario, todos disponemos del mismo tiempo en un día, el cómo lo utilicemos depende de cada uno de nosotros, de los compromisos que tengamos adquiridos para con nosotros y para con los demás.

Como cada uno gestione su tiempo depende de cada cual, para mi gestionar el tiempo supone responderme continuamente a la pregunta Cuál es la mejor manera de aprovechar este minuto? Para responder a esta pregunta, es preciso tener en mente y en corazón, nuestras metas, nuestra Visión, dónde me veo en un futuro? Qué estoy haciendo hoy para acercarme al futuro en el que quiero estar mañana?

Cierto que no es fácil, pero aclararme sobre a dónde quiero ir, da sentido a lo que hoy estoy haciendo, a mi camino, al esfuerzo que supone, a renunciar a determinadas cosas y elegir determinadas otras, a aceptar aquellas que simplemente se presentan, a no escuchar a quien me desalienta, a dejarme abrazar por quien me acompaña, a levantarme cuando no tengo fuerzas, a repartirlas cuando me sobran, a ver cuando no hay luz y respirar cuando no hay aliento.

Cierto es que tenemos cientos y miles de respuestas que dar cada día. No es menos cierto que nuestra motivación ante las distintas situaciones, tiene un impacto directo en el tiempo que necesitamos para desarrollarlas. Siempre aparecen pensamientos “ineficaces” que nos bloquean la acción dificultando que consigamos nuestros objetivos y, sin embargo suelen ser los primeros a los que invitamos “a la mesa”. Así, nuestros queridos y omnipresentes pensamientos negativos que se disfrazan en forma del costo personal que imaginamos nos va a suponer, los esfuerzos, sacrificios, dificultades, el tiempo necesario, las dudas sobre nuestras propias capacidades… La seductora indecisión que siempre viene acompañada de sus pensamientos difusos y nos enreda, encandila y retrasa. La nunca vista postergación que siempre se anuncia pero nunca llega…

Todos son pensamientos anticipativos que consiguen que nos surjan dudas, vacilaciones, desánimos, nos generan frustración y apatía antes de empezar. Y así, se nos amontonan los trabajos y “obligaciones”, se incrementan el desorden y la decepción. Tenemos la sensación de ir de un lado para otro, de una idea para otra. Es un devenir del pensamiento zigzagueando sin parar. Ahora una cosa; luego, otra y otra, etc. Se generan muchas alternativas, pero no se concreta ninguna… Acabamos sintiéndonos victimas, generando prisas, errores, tensiones, incumplimientos… otra vez frustración y desgaste… Es una espiral de la que no se ve el final… y se nos pasa el tiempo…y se nos pasa la vida…

Tienes razón, es posible que hoy yo lo tenga más fácil porque ya no les invito a la mesa, a veces se pasan a tomar café, pero es sólo un café de cortesía, poca cosa más y, siempre les pregunto lo mismo ¿Cómo eso que me estáis diciendo me ayuda a seguir mi camino?, ¿Qué posibilidades me abre?, ¿En qué me limita?, ¿Cómo honra mis valores? ¿Cómo me ayuda a sacar lo mejor de mi misma? ¿Para qué queréis que espere?…Y se hace el silencio, se hace porque no tienen respuestas, ellos nunca las tienen…se enfría el café…

Como no puede ser de otra manera respeto tu decisión, sólo cada cual sabe sus circunstancias. Ahora dime, de verdad sigues pensando que es sólo una cuestión de tiempo? Qué estás haciendo hoy para acercarte al futuro en el que quieres estar mañana?