Archivo de la etiqueta: #visión

Qué vamos a hacer de nuevo?

Steve Fisher

Aterrizando, despues de unos dias de vacaciones, aquí estamos de nuevo, bueno en realidad no es así y sí, estamos aquí y estamos de nuevo pero no como repetición, nada es lo mismo, “estamos aquí y de nuevo”, por estrenar, por estrenar esta nueva etapa que empieza, asi lo veo, asi lo siento. Cambios esenciales, algo se ha estado cocinando a fuego lento, está casi listo, la mesa preparada, huele a rosquillas de azucar y canela… salivando… con la ilusión del juguete nuevo, el vestido por estrenar, las ganas de gritar al mundo que ya he llegado que este plato se está cocinando.

Han sido días de viaje por el mundo exterior y por el mundo interior. Os confieso, desconectada de todo tipo de noticias, dejando que la cocina siguiera su curso…sin aditivos.

Y es cierto que el primer recontacto con este mundo es casi para salir corriendo ( a dónde? ), Pujol, los ERE, las crisis de Israel-Palestina, Rusia-Ucrania, Ebola, Ferguson, Laredo, Robin Williams, Urdangarin al desnudo…

Muchos de vosotros ,al igual que yo, ya estais aterrizando o a punto. Vuestros wthasApp y demás mensajes asi me lo dejan saber y qué vamos a hacer de nuevo? alguno de vuestros mensajes tampoco es que sean de lo más animado: “A ver qué me espera, a ver qué se han inventado ahora,  a ver qué nuevo recorte han anunciado, cuándo es el siguiente puente?, ahí se quedó mi Puerto Viejo (con dos lagrimitas ilustrativas)….”

Como no puedo ser de otra manera, este verano también estoy con mis lecturas, en concreto ahora mismo me estoy enfrentando al libro de Joe Dispenza ” Deja de ser tu mismo”, por el título entendeis lo de que me estoy enfrentando, ahora lo abro, ahora lo cierro, nunca antes un libro me causó tanto respeto y es que ya en las primeras páginas va y dice: El hábito clave que puedes suprimir es el de ser tu, ver más allá de lo que sabes para saber cómo hacerlo….Dejar lo viejo y acoger lo nuevo parece fácil, pero dejar la vida a la que nos hemos acostumbrado y pasar a otra nueva es como un salmón nadando a contracorriente. Exige esfuerzo y francamente resulta incómodo….” con ese preámbulo quien es el valiente que se atreve al viaje!!  La reflexión clave para animarme a seguir haciendo el salmón es la que dice: “Podemos aprender y cambiar en un estado de dolor y sufrimiento o evolucionar en un estado de felicidad e inspiración. Vivir en un estado de supervivencia o vivir en un estado de creación…” Ah! que parece que hay una opción en la que el cambio sólo se produce cuando el dolor es superior al miedo y otra en la que uno, chino chano, va evolucionando, claro que con esfuerzo e incomodidades!! crecer siempre ha dolido o no os lo decían vuestras abuelas? pero parece , esta segunda, una opcion menos dolorosa y más libre, no creéis?

Y esa es la actitud que he elegido como colofón para este año 2014,  he vuelto al mismo sitio, pero vuelve a ser un sitio diferente, lleno de posibilidades, posibilidades de aprendizaje, de descubrimientos, de saborear, de agradecer lo que tengo, de seguir construyendo lo que sueño…subo rio arriba, sé que a contracorriente de lo que dice ser yo, sé que hay remansos, sé que hay muchos más salmones…huele a rosquillas de azucar y canela… vienes??

“Querer emprender una acción por el simple deseo de contribuir a la vida” (Rosenberg)

Am I wrong? Nico&Vinz

¿Estoy equivocado por pensar fuera de la caja dónde estaba? ¿Estoy equivocado por decir que escogí otro camino? No intento hacer lo que todos hacen sólo porque  lo hace todo el mundo. Si hay algo que sé, me caeré, pero creceré. Estoy andando por este camino, este camino al que llamo hogar. Entonces, ¿estoy equivocado por pensar que podríamos ser algo real? Entonces, ¿estoy equivocado por intentar alcanzar las cosas que no puedo ver? Pero es justo así como me siento, intentando alcanzar las cosas que no puedo ver. ¿Me he tropezado por tener una visión? Mi predicción: voy a estar en la cima del mundo. Camina, camina y no mires atrás, haz siempre lo que tú decidas, no dejes que controlen tu vida, así es justo como me siento, pelea por los tuyos y no los dejes ir, no dejes que te comparen, no, no te preocupes, no estás solo, así es justo como nos sentimos. ¿Estoy equivocado por pensar que podríamos ser algo de real? Entonces, ¿estoy equivocado por intentar alcanzar las cosas que no puedo ver? Pero es justo así como me siento, intentando alcanzar las cosas que no puedo ver. Si me dices que estoy equivocado, no quiero tener razón. ¿Estoy equivocado por pensar que podríamos ser algo real? , ¿estoy equivocado por intentar alcanzar las cosas que no puedo ver?

 

De verdad soñar es gratis?

imageEn una tarde de café y buena conversación, surgió el tema …….

-De verdad crees que soñar es gratis? 

-Antonia….soñar es gratis! y, además no tiene riesgos, puedo imaginar lo que quiero con todo tipo de detalles sin miedo a equivocarme, lo tengo todo perfectamente definido, lo veo, me gusta imaginarlo, darle vueltas, saborearlo, lo tengo! ya está!

-Y ya está el qué?  Y ya está dónde? No veo que te muevas, no siento tu energía…

-Mi sueño, ya lo tengo! No decís los coaches que tenemos que atrevernos a soñar? Pues ya lo he hecho!! Aunque pensándolo bien….no entiendo la bonanza del tema, más bien me siento más frustrado que antes….he visto lo que quiero, pero no es para mi…no sabría cómo alcanzarlo, por dónde empiezo…de qué me sirve entonces verlo? Qué broma de mal gusto es esta? Estaba mejor en mi mundo de grises, al menos sé que esos grises son míos!
Podía sentir la amargura de sus palabras….
Soñar no es gratis, al contrario soñar puede ser muy costoso emocionalmente hablando, cuando nos enredamos en los sueños sin más, cuando planeamos y planeamos…. pueden incluso convertirse en verdaderas pesadillas, en mundos inalcanzables desde la comodidad del pensamiento.
Es cierto que últimamente estamos rodeados de expresiones que nos invitan a soñar como: Atrévete a soñar, lucha por tus sueños, nunca es tarde, sólo te limitan tus miedos, sal de tu zona de confort, la vida empieza al final de tu zona de confort, el éxito ocurre cuando tus sueños son más grandes que tus excusas, si vas a soñar….sueña en grande, etc. etc. Todas expresiones que yo comparto, pero dándole su sentido.
Para mi, soñar es la primera fase, cuando imaginamos lo que nos gustaría, lo que querríamos, cómo sería si, cómo me sentiría si, cómo me gustaría si….todo en condicional….pero es la fase que menos nos enriquece, no hay que detenerse excesivamente en ella, si lo hacemos nos atrapa, nos enreda y podemos estar allí por los siglos de los siglos sin que en realidad pase nada. Al contrario, de quedarnos mucho allí, nos sentiremos agotados y empezaremos a lamentarnos por no tener aquello que hemos soñado. Los sueños carecen de acción, carecen de compromiso, pueden robarnos el presente e hipotecar nuestro futuro. Un sueño sin acción, sin compromiso, es nada.
Lo verdaderamente potente es convertir nuestro sueño en Visión, en propósito, en objetivo, compromoternos con su realización. Entonces si tienen la capacidad de transformar y llevarnos allí a dónde habíamos imaginado.

Se le atribuye al mago Merlín la frase: Vengo de donde voy. Dice la imageleyenda que Arturo le preguntó al mago ¿cómo será Camelot?, ¿cómo podré gobernarla?, a lo que Merlín le contestó: Muy fácil, ya lo he visto. El mago había visualizado el lugar, ya había estado allí…
Normalmente soñamos el futuro desde el presente, soñamos un futuro como la lógica evolución de nuestro presente, con nuestros recursos y limitaciones actuales. Desde este prisma continuista no se producen grandes cambios. Merlín nos invita a vivir el futuro, visualizar cómo será, sentirnos en él y desde ese futuro ir regresando al presente, identificando qué tiene que pasar, qué tenemos que hacer, en quién nos tenemos que convertir para conseguir ese futuro deseado. Es una planificación del futuro mucho más ambiciosa, buscando la revolución más que la evolución y para eso es necesario tener una visión clara e ilusionante.
Una visión así tiene la capacidad de dar sentido a nuestro presente a lo que hacemos para llegar allí. Un sueño hecho Visión es un reto y requiere de compromiso y acción, por tanto de tiempo, esfuerzo, constancia, paciencia, persevarancia, valor, planes, momentos de euforía y momentos de aceptación, caer y levantarse, volverse a levantar, acertar y errar, subir y bajar, volver a bajar y volver a subir.  Recorrer el camino cada uno a su ritmo, pero recorrerlo, no es gratuito….hay que sudar la camiseta, incluso perderla, cambiar la piel.
Y mi conversante a quién le encanta retarme, me decía y eso cómo? No acabo de ver la diferencia, me parece que sólo me estás liando conceptualmente!
No, no es lo mismo un sueño que una visión. Es más que una mera distinción conceptual. El sueño no tiene requisitos, es cierto que tampoco tiene límites pero tampoco movimiento, no transforma, no avanza, en el mejor de los casos es continuista, mantendrías tu gama de grises, tirando a oscuro. La visión requiere sentir como si ya estuvieras, conectar con la emoción que será tu motor y requiere de análisis y planificación. Dónde quiero ir? Cual es el desafío? De qué fortalezas dispongo?, Cuáles son mis lastres?, Qué nuevos aprendizajes necesito? Qué acciones tengo que poner en marcha? Y lo más importante, en qué Ser me tengo que convertir para desarrollar esas acciones que me llevarán a dónde quiero ir? Qué quiero Ser? y Cómo voy a conseguirlo? En qué tiempo? Qué medios necesito? Cuales son los resultados intermedios a los que me comprometo? Cómo los voy a medir? A quién necesito a mi lado? Con quién me comprometo a trabajar? Cuál es el beneficio para mi y para ellos? Qué me comprometo a hacer el mes próximo? Y la próxima semana? Y hoy? …..Sólo podemos contestar a estas preguntas si ya hemos estado allí.
Y si somos capaces de dar respuestas y de ir desarrollando las acciones que hemos definido y tenemos la constancia, ilusión y pasión que ello requiere, entonces podremos decir que estamos comprometidos con nuestro sueño y si hay compromiso es porque ha habido Visión, hay camino, hay transformación.

y así conversando y caminando fuimos encontrando las respuestas, definiendo los compromisos….. El brillo en nuestra mirada, la emoción en la voz.

Quien dijo que soñar es gratis? Soñar no es gratis, si te quedas en el sueño nos cobra con nuestro presente, perdemos el sentido del hoy, perdemos la guía para el mañana. Y tú, qué tienes? un sueño o una visión? No dejes que tus sueños sean sólo sueños.

“La vida es un sueño, hazlo realidad” (Teresa de Calcuta)